Trayectoria. El médico internista, José Luis Valdés Cepeda, suma a su capacidad y conocimientos, un gran amor por el paciente. Roberto Armocida
Un doctor debe entregarse por completo, dice el doctor José Luis Valdés Cepeda

Cuando se está destinado a hacer algo, no hay nada que pueda impedirlo, porque eso que uno quiere ser esta dentro del corazón y va más allá de buscar una satisfacción propia, pues lo que se busca es ayudar, ese es el caso de José Luis Valdés Cepeda, quien ha dedicado su vida a ser médico, se ha entregado por completo a la profesión que día a día le da satisfacciones, cada que un paciente sale curado del hospital.

En 34 años, José Luis ha visto que lo que importa de ser médico no es el ganar mucho dinero, sino el ganar experiencias llenas de personas que se logran sanar, gracias a la labor que desempeña.

Entre tantas especialidades, optó por desempeñarse como médico internista, por lo que es uno de los doctores pioneros en trabajar en área de terapia intensiva en Saltillo, lleva 31 años siendo el responsable de esta en el Hospital Universitario de la ciudad.

Cuando José Luis tuvo que decidir que estudiar primero optó por Economía, pero pronto entendió que eso no era para él y que su camino era el de la Medicina, decisión que día a día confirma fue lo mejor que ha hecho en su vida.

“Mi papá era médico, tengo varios parientes médicos, entonces yo en un inicio empecé a estudiar Economía, pero eso no era lo mío y me incliné por la Medicina, es una carrera que si me volvieran a pedir ahorita que eligiera que quiero ser, volvería a ser médico, es una carrera que le deja a uno satisfacciones personales, se necesita ser mucho de querer dar servicio, de dar atención a la gente”.

Foto: Roberto Armocida

LOS INICIOS ACADÉMICOS Y LABORALES
José Luis estudió en la ciudad de Monterrey, realizó su servicio en el Hospital San José y en el ISSSTE, posteriormente llegó al Hospital Universitario, donde se desempeñó en el área de Enseñanza y departamento de Medicina, para luego convertirse en los primeros médicos en trabajar en área de Terapia Intensiva, la cual tienen 31 años de existencia.

Para este médico ejemplar, los retos de esta profesión son muchos, pero el principal es no defraudar al paciente, ya que un doctor debe de ser atento, siempre pensar en el bienestar de quien atiende y sobre todo hablarle con la verdad, aunque esto signifique tener que darle un diagnóstico difícil.

José Luis pide a los jóvenes que están estudiando medicina o que planean hacerlo, que sean entregados a la carrera, porque un doctor tiene que ver por la vida de aquellos que se la confían, debe de entregarse por completo a lo que esto implica, desvelos, guardias largas, momentos difíciles, pero todo esto siempre al final trae una recompensa que no se puede comparar con nada, ya que salvar la vida de alguien vale más que cualquier otra cosa.

El dato
> Por su ardua labor, el pasado viernes, José Luis Valdés se hizo acreedor a un reconocimiento por parte del Hospital Universitario.