Foto: Especial
El Volkswagen Passat 2020 recibe una cirugía plástica que lo deja a imagen y semejanza del resto de los sedanes de la marca en nuestra región

POR GERARDO GARCÍA PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

Volkswagen necesitaba reforzar su estrategia de sedanes para continuar creciendo en Estados Unidos, sin robar recursos a su ofensiva de SUV. La solución a la que llegaron los directivos de la marca fue no desarrollar un Volkswagen Passat 2020 totalmente nuevo, sino actualizar profundamente a la generación actual para seguir buscando su espacio en el segmento de los sedanes medianos.

Por tal motivo, el Volkswagen Passat 2020 recibe una cirugía plástica que lo deja a imagen y semejanza del resto de los sedanes de la marca en nuestra región. Su rostro mantiene las líneas horizontales características de la firma alemana, con algunos elementos antes vistos en Jetta, como el diseño de la parrilla o la forma de las calaveras.

Foto: Especial

Al igual que con otros modelos de la gama, el Passat cuenta con una versión R-Line de apariencia deportiva, con tomas de aire más grandes y rines en dos tonos, similares a los del Golf GTI, y con diámetro de 19 pulgadas. De serie, el resto de las versiones incluyen rines de 17 o 18 pulgadas y LED para faros y calaveras.

Foto: Especial

EL DISEÑO EVOLUCIONA PARA PARECERSE MÁS A LOS ÚLTIMOS LANZAMIENTOS DE LA MARCA, COMO JETTA

Foto: Especial

Un interior menos tecnológico que Jetta

Contrario a toda expectativa, la cabina del Volkswagen Passat mira desde la ventana del Jetta los últimos desarrollos tecnológicos de la firma de Wolfsburg. Al haber conservado su plataforma, que no es MQB, el nuevo Passat no puede incluir la pantalla del sistema de infotenimiento ni adoptar el cuadro de instrumentos digital que hemos visto en los lanzamientos más recientes de todo Grupo Volkswagen.

AL NO CONTAR CON PLATAFORMA MQB, EL PASSAT NO LLEVA CUADRO DE INSTRUMENTOS DIGITAL NI LA NUEVA PANTALLA TÁCTIL

Foto: Especial

Algunos componentes del tablero provienen del modelo anterior, como el volante y los controles del aire acondicionado. Volkswagen revisó algunos materiales para mejorar la impresión de los acabados en la cabina, y reconfiguró algunos elementos del interior con el fin de incrementar el espacio interior sin haber modificado la distancia entre ejes.

Entre su equipamiento, el Volkswagen Passat 2020 puede incluir asientos delanteros y traseros con calefacción, climatizador automático de dos zonas, espejos y asientos con función de memoria, faros con alumbrado en curva, espejo retrovisor electrocromático, llave inteligente, encendido remoto, comandos de voz e infotenimiento compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Foto: Especial
Foto: Especial

Misma plataforma, nuevo motor

El Volkswagen Passat 2020 se fabrica en la misma planta que el Teramont, que sí utiliza plataforma MQB. El sedán de Volkswagen conserva la arquitectura de la generación anterior, con algunas modificaciones para ofrecer una marcha más cómoda. Lo más relevante de su actualización radica en el motor. Se despide de cualquier propulsor atmosférico, tanto de cinco como de seis cilindros, para dejar como única opción un motor turbo de 2.0 litros de 174 hp y 207 lb-pie. El poder es enviado al eje delantero gracias a una transmisión automática Tiptronic de seis velocidades —curiosamente, no la de ocho cambios del nuevo Jetta.

Foto: Especial
Foto: Especial

SE QUEDA CON LA TRANSMISIÓN TIPTRONIC DE SEIS VELOCIDADES, EN LUGAR DE LA DE OCHO CAMBIOS DEL NUEVO JETTA

El Volkswagen Passat 2020 estará a la venta este año

El nuevo Volkswagen Passat llegará a los concesionarios de Estados Unidos en verano de este año, proveniente de las instalaciones de la firma alemana en Chattanooga, Tennessee. Su comercialización en México deberá suceder durante la segunda mitad de 2019, muy seguramente a finales.

Foto: Especial

Al llegar al mercado, el Passat continuará compitiendo contra modelos como Honda Accord, Nissan Altima, KIA Optima, Hyundai Sonata, Chevrolet Malibu. Es probable que su rango de precios se mantenga similar al del modelo actual.

POR GERARDO GARCÍA PARA MOTORPASIÓN MÉXICO