Albergue de Piedras Negras | Foto: Armando Ríos
Tropas norteamericanas regresan

El alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres Garza, informó que luego de una serie de reubicaciones, ofertas de empleo, retornos y deportaciones, en el albergue migrante que abrió sus puertas el pasado 4 de febrero en la ciudad fronteriza, ya hay únicamente 787 personas durmiendo desde ayer.

La suma que presentó el alcalde, fue manifestada tras el censo realizado el sábado por la noche donde se registró que las personas migrantes contabilizadas en las antiguas instalaciones de la fábrica Macesa, ya representan del 50 por ciento de la población que arribó en caravana con mil 672 personas a inicios de mes.

“Una de las naves industriales ya se cerró. Quedó completamente despejada”, expresó.

Bres Garza, detalló que entre estas más de 750 personas hay quienes están todavía a la espera de concluir su trámite regulatorio, mismo que se prevé concluya al 100 por ciento este lunes por parte del Instituto Nacional de Migración.

En ese sentido, un buen número de dicha población espera que su trámite de tarjeta de visitante por razones humanitarias sea positivo para permanecer libremente en el país durante los próximos 350 días.

Sin embargo, el edil fronterizo planteó que también el albergue todavía resguarda a personas a quienes el INAMI les presentó la negativa, suma que representa a por lo menos 500 centroamericanos que deberán regresar a su país al término de un mes.

Asimismo, las autoridades estadounidenses manifestaron haber retirado a 250 elementos de sus corporaciones policiacas; sin embargo, todavía permanecen los simulacros de contención en los puentes internacionales de esta zona fronteriza.

Por último, anunció que será el jueves cuando se lleve a cabo el cierre total del albergue 18 días después del arribo del éxodo.