Foto: Especial
La propia producción de YouTube se ha convertido en el vídeo más odiado de la plataforma

YouTube ha conseguido batir el récord de dislikes de su propia plataforma con un vídeo que apenas cuenta con una semana de vida. El Rewind 2018, la producción anual mediante la cual la compañía repasa lo más señalado acontecido durante los últimos doce meses en la red de vídeos, ya acumula más de 10 millones de "no me gusta", una cifra histórica que se supera por vez primera –y continúa aumentando–.

Aunque en el contador del vídeo aún no se muestran los datos actualizados, LikesCounter, que muestra estos datos en tiempo real, permite comprobar que este ya se encuentra en los 10,1 millones de dislikes. Se posiciona así por encima de Baby, el archiconocido videoclip de Justin Bieber que tenía hasta ahora el dudoso honor de ostentar la primera posición en la escala de menor apreciación por los usuarios de YouTube.

En YouTube están satisfechos

Que el Rewind 2018 haya batido este récord no es algo que sorprenda. Desde las primeras horas de vida del vídeo se veía venir que la recepción del mismo no había sido buena por el grueso de los usuarios, aumentando el número de "no me gusta" de forma trepidante y contrastando en gran medida con el de likes. Las razones de que esto sea así son múltiples, pero las principales acusaciones se basan en el poco acierto de la plataforma a la hora de elegir a las personas que aparecen en el vídeo.

Desde el comienzo con Will Smith hasta el protagonismo dado a Ninja, streamer de Fortnite en Twitch, pasando por apariciones como la del cómico de televisión John Oliver, YouTube parece no haber tenido en cuenta a la propia comunidad de la plataforma, escogiendo a figuras que no están directamente relacionadas con ella y dejando fuera a otros personajes de gran relevancia en el momento.

Aunque para muchos esta es una muestra más del camino incoherente que se lleva tiempo siguiendo desde la red, la compañía se muestra satisfecha con los resultados, según recogen en Buzzfeed News:

Cada año, cuando lanzamos nuestro Rewind, nuestro objetivo principal es lograr que la comunidad se involucre con él. Esto incluye dar *like* y *dislike* al vídeo. Con millones de comentarios, millones de" me gusta "y" no me gusta", y más de 100 millones de visitas, estamos satisfechos con los resultados.

Foto: Especial

Pero, ¿de dónde parte tanta desaprobación?

El video es fuertemente criticado por no incluir a las mayores estrellas de YouTube, como PewDiePie o Logan Paul, quienes cuentan con 75 y 18 millones de suscriptores respectivamente. Pero sí tuvieron a otros youtubers.

Otro punto es que cuenta con la aparición de Will Smith (que no tiene un canal en YouTube) y comediantes como John Oliver.

Foto: Especial
Foto: Especial

También hay estrellas como Ninja, un gamer conocido por sus transmisiones jugando Fortnite, el juego que se volvió popular este año, pero que cuya transmisiones tiene como nicho a Twitch, otra plataforma ajena a Youtube, propiedad de Amazon.

Foto: Especial

Además, en el video dedican un espacio al popular reto “My feeling challenge”, que consiste en bajar de un coche en marcha, escuchando de fondo la canción que lleva el mismo nombre del reto del rapero Drake.

Pero la controversia es que durante este año, YouTube dio de baja miles de videos que restringieran las políticas cuyo reto viral también fue afectado.

Otro de los temas resaltantes fue que los productores del Rewind emitieran distintos tipo de reflexiones dichas por los youtubers en escena, cuando meses atrás no le dieron la real importancia al polémico video que no fue censurado de Logan Paul -cuyo contenido exponía un cadáver-.

PewDiePie publicó un video comentando sobre el Rewind y azota a Youtube por saturar la producción con el Fortnite y tener estrellas que no son de la plataforma.

El vlogger dice que el clip no tiene momentos clave del 2018 pero que se alegró de no estar en él porque era “vergonzoso”.

Con información de Hipertextual y Hoy Paraguay