Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Cubrebocas son obligatorios en regreso a clases presenciales; SEP revela reglas sobre su uso

Noticias
/ 27 agosto 2021

La SEP emitió una “Guía para el Regreso Responsable y Ordenado a las Escuelas”, en la que especifica el tipo de cubrebocas que no deben portar los alumnos

CIUDAD DE MÉXICO.- El próximo lunes, 30 millones de estudiantes tendrán la opción de iniciar el nuevo ciclo escolar 2021-2022 con clases presenciales o permanecer en la modalidad virtual.

Quienes decidan ir a la escuela deberán acatar las medidas sanitarias para evitar contagios de coronavirus, usando cubrebocas de manera obligatoria.

De acuerdo con la “Guía para el Regreso Responsable y Ordenado a las Escuelas”, emitida por la Secretaría de Educación Pública (SEP), todas las personas al interior del plantel deberán usar cubrebocas desde que ingresan hasta que salen.

Te puede interesar: “El reto es que los niños no se quiten el cubrebocas en las clases”

Podrán colocarlo y retirarlo aplicando las medidas de higiene y usarlo de manera correcta, cubriendo nariz, boca y mentón.

A niños menores de seis años de edad y personas con discapacidad no se les aplicará esta disposición.

El cubrebocas podrá elaborarse en casa con tela de algodón.

Los alumnos deben llevar otro cubrebocas de repuesto para cambiarlo durante la jornada escolar.

Las madres, padres o tutores de familias deben contar con cubrebocas de reserva para niñas, niños y adolescentes que no lleven la mascarilla por alguna razón.

El cubrebocas no sólo debe ser usado dentro de la institución, se debe portar de manera correcta en el transporte que se utilice.

No se permiten los cubrebocas de respiración o con ventilación, ya que el orificio podría permitir que las gotas de saliva salgan y salpiquen a otras personas.

No se debe sustituir el cubrebocas por la careta, protectores faciales o lentes protectores, por su ineficacia para proteger a la persona que lo usa y a quienes la rodean.

Se recomienda lavarse las manos con agua y jabón antes de colocarse el cubrebocas, revisar que no esté roto, sucio o mojado, colocarlo pasando por la cabeza u orejas las cintas elásticas, comprobar que el menor pueda respirar cómodamente, asegurarse que cubra la nariz, boca y barbilla, mantenerlo siempre limpio y ajustarlo para que no queden espacios sin protección.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie