CDC: Vacuna de Moderna es la más efectiva para evitar hospitalización

Internacional
/ 18 septiembre 2021

La monodosis de Johnson & Johnson tiene una efectividad del 93 por ciento contra el coronavirus, según un nuevo estudio de la CDC

La vacuna de Moderna es la más efectiva contra la hospitalización por COVID-19, seguida de la de Pfizer y de la monodosis de Johnson & Johnson, según un nuevo estudio divulgado este viernes por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés).

En concreto, señala que la efectividad de Moderna es del 93 por ciento, la Pfizer/BioNTech es del 88 por ciento y la de Johnson & Johnson es del 71 por ciento.

“Aunque los datos muestran alguna variación en los niveles de protección de la vacuna, todas las vacunas aprobadas o autorizadas ofrecen una protección sustancial contra la hospitalización por COVID-19“, indicó el reporte de los CDC.

El estudio recoge datos de tres mil 600 adultos que estuvieron hospitalizados entre marzo y agosto de este año en cerca de una veintena de estados de Estados Unidos.

Según los investigadores, la efectividad de la vacuna de Pfizer comienza a disminuir de manera más pronunciada que la de Moderna, y a partir del cuarto mes de haber sido administrada su segunda dosis se sitúa en el 77 por ciento.

Una las posibles explicaciones es el periodo de tiempo entre la primera y la segunda dosis, que en la vacuna de Moderna es de cuatro semanas y en la de Pfizer es de tres semanas, lo que daría más margen en el caso de Moderna para fortalecer los anticuerpos, apuntaron los CDC.

Las vacunas de Pfizer y Moderna cuentan con una tecnología más sofisticada ya que está basada en el ARN-mensajero; mientras que la de Johnson&Johnson se basa en un adenovirus, como las vacunas tradicionales.

Este viernes se celebra una reunión del comité de asesores de la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) para decidir si da luz verde a una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer contra la COVID-19, como quiere el Gobierno del Presidente estadounidense, Joe Biden, pese a las dudas de parte de la comunidad científica.

Actualmente, el 63.5 por ciento de la población estadounidense mayor de 12 años se encuentra vacunada con la pauta completa, y el ritmo de inoculación se ha ralentizado en los últimos meses, lo que ha elevado la preocupación entre las autoridades sanitarias ante el repunte de los casos por la variante Delta.