Verónica ocultó que tenía COVID-19, contagió a su familia y todos fallecieron

Internacional
/ 2 febrero 2021

Pasaron 42 días desde que la mujer supo que tenía coronavirus. La familia estaba compuesta por dos adultos y tres menores de edad

TÁCHIRA. - Los cinco integrantes de la familia González García se contagiaron de Covid-19 y, en 42 días, todos fallecieron a causa de complicaciones relacionadas con la enfermedad.

La primera integrante que contrajo el virus fue la madre, quien, tras conocer de su situación, no lo informó con sus seres queridos.

Verónica García, de 33 años, estaba casada con José Antonio Gómez, también de 33 años; era madre de Nicol Verónica, de 17 años y de los mellizos Jhoneider y Jhoneiker, ambos de cuatro años. La familia se ubicaba en el estado de Táchira, Venezuela.

El 17 de diciembre, la mujer presentó síntomas, por lo que acudió sola a un centro de salud para realizarse la prueba de Covid-19. Fue entonces cuando supo que era un caso positivo, pero decidió guardar silencio.

Tres días después se hizo la prueba PCR, donde confirmó su resultado positivo.

Posteriormente fue a consulta con un médico privado, a quien también le ocultó la información.

Verónica contó a su familia que se estado de salud estaba afectado por una fuerte gripe, por lo que José Antonio, su esposo, asistió a una reunión el 27 de diciembre, sin sospechar que podría ser portador de coronavirus. Fue hasta que su esposo se encontraba en la fiesta cuando Verónica decidió contar que estaba infectada de Covid-19.

"Él se fue a la reunión. Las fiestas están prohibidas, pero se reunieron, quizá unas 20 o más personas. Tomó licor, habló con amigos, cuando recibió una llamada telefónica de su esposa. Ella le dijo que regresara, que no compartiera con nadie, porque ella tenía Covid y él podía estar infectado", contó a un diario local, Mariela Gómez, hermana de José Antonio.

Tras conocer la situación, el hombre acudió con sus tres hijos para hacerse la prueba rápida, pero dio negativo.

La familia se aisló sin supervisión médica, pues creían que estaban fuera de peligro.

Verónica también se aisló y continuaba con malestares, pero fue hasta el 14 de enero que requirió ser hospitalizada, ya que presentó un cuadro de neumonía.

De nuevo, los miembros de la familia se hicieron una prueba, esta vez PCR, y el resultado indicó que el padre, hija y los mellizos estaban contagiados de Covid-19, pero eran asintomáticos.

José Antonio estaba angustiado, “yo hablé mucho con él. Le dije que tuviera mucha fe en Dios, que él era una persona joven”, recordó su hermana. El padre y sus hijos tenían tos por las noches y madrugadas, pero creyeron que ello se podría deber al frío propio de la temporada. Sin embargo, dos días después, José Antonio empeoró y también tuvo que ser hospitalizado.

"En la placa de tórax que le hacen a mi hermano, los pulmones salieron todos negros. El médico se alarmó, le preguntó si era fumador, él le dijo que no", sostuvo Mariela Gómez.

El día 18 de enero Verónica no logró resistir y falleció. La familia consideró que no debían informarle a su esposo, pues su estado de salud se complicaba.

Al día siguiente, José Antonio también falleció. Mientras esto sucedía, la hija mayor, Nicol, manifestó síntomas más fuertes, como fiebre y dolor de cabeza, por lo que tuvo que ser internada.

El resto de la familia quedó impactada, pues debían cuidar a los hijos y no se sentían preparados para contarles lo que había sucedido con sus padres. El abuelo materno emprendió camino para trasladar a Nicol al hospital, pero, en el trayecto, la joven falleció.

Los hermanos menores habían quedado bajo el cuidado de una persona de confianza y otros parientes.

Los menores se encontraban bajo observación y tratamiento médico, pero su salud empeoró algunos días después. El 27 de enero, los mellizos de cuatro años fueron ingresados al hospital.

"El reporte médico indicó que los dos tenían bronconeumonía”, explicó Mariela García. Ese mismo día, los dos fallecieron. Pasaron 42 días desde que Verónica Díaz, la madre, contrajo Covid-19 y el caso terminó en una tragedia para la familia Gómez García. Las personas que tuvieron contacto se mantienen en cuarentena y con tratamiento médico para evitar complicaciones de salud.

Al respecto, Amelia Fressel, autoridad de Salud de Táchira, llamó a la población a no subestimar los síntomas relacionados con el coronavirus y a buscar ayuda a tiempo, “Todo lo que se parezca al coronavirus es coronavirus, hasta que no se demuestre lo contrario”, advirtió.