Militares controlarán seguridad de aeropuertos y carreteras para 2022

Noticias
/ 27 septiembre 2021

De acuerdo con un plan elaborado desde la propia Sedena (dependencia que controla operativamente a la GN) los militares relevarán a los expolicías federales civiles que se mantenían a cargo de estas funciones

Más de 8 mil elementos de la Policía Militar pertenecientes a la Secretaría de la Defensa Nacional y asignados temporalmente a la Guardia Nacional (GN) asumirán antes del 6 de junio del 2022 el control de la seguridad y vigilancia de los principales aeropuertos y estaciones carreteras de todo el país.

De acuerdo con un plan elaborado desde la propia Sedena (dependencia que controla operativamente a la GN) los militares relevarán a los expolicías federales civiles que se mantenían a cargo de estas funciones en 202 estaciones carreteras y 55 aeropuertos nacionales e internacionales.

En un breve posicionamiento entregado a este medio, la Guardia Nacional confirmó la fase inicial de esta estrategia con el relevo de los civiles que estaban a cargo de la seguridad en carreteras de Guanajuato y Jalisco.

Relacionado: Uso de las Fuerzas Armadas no es militarización del país: Sheinbaum; “son garantes de la paz”

El pasado 17 de agosto Animal Político adelantó que este plan se pondría en marcha en septiembre en esos dos estados, y que para ello se utilizarían a 800 elementos de la policía militar que fueron capacitados con cursos exprés en asuntos relacionados con temas de conducción de vehículos, combate al robo de autotransporte, entre otros.

Nueva información a la que ahora se tuvo acceso indica que esta es la primera fase de un total de cuatro que se estarán llevando a cabo en los siguientes diez meses hasta cubrir la totalidad de las estaciones carreteras y terminales aéreas de las 32 entidades federativas del país.

Si bien será la misma Guardia Nacional la que mantendrá la vigilancia de las carreteras y terminales aéreas, la diferencia radica en que los elementos que estaban a cargo de ello eran los expolicías federales civiles transferidos a esta corporación que ya tenían experiencia en ello pues pertenecían a la desaparecida Dirección de Seguridad Regional de la Policía Federal.

Con el relevo que ahora se ha puesto en marcha, dichas tareas serán asumidas por los policías militares asignados a la GN y que, en suma, conforman la mayor parte de dicha corporación. No obstante, son elementos que en realidad pertenecen y están adscritos de origen a la Sedena.

Y aunque la GN administrativamente sigue adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana civil, el presidente ya ha anunciado que propondrá una reforma constitucional para que esta corporación de seguridad pase a formar parte de la Sedena como un brazo armado más en conjunto con el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana.

Te puede interesar: Prevé GN tener 140 mil elementos para finales de 2021

Las tres fases restantes del relevo

El plan para consumar el control castrense de las carreteras y aeropuertos del país consta de tres fases más o “escalones”, como lo denomina la Sedena, y que se suman al escalón inicial que ya se puso en marcha en Jalisco y Guanajuato. Se requerirá, para ello, a un total de 8 mil 196 policías militares asignados a la Guardia Nacional.

La segunda fase consiste en el adiestramiento de un total de 2 mil 945 elementos a través de cursos que iniciaron el pasado 6 de septiembre y culminarán el 12 de noviembre. Esto con miras a efectuar el relevo de los agentes desplegados actualmente el próximo 22 de noviembre.

El despliegue se realizará de la siguiente manera: un total de 1 mil 727 militares de la GN ocuparán 75 estaciones de vigilancia carretera localizadas en el Estado de México, Baja California Sur, Sinaloa, Nuevo León, Tlaxcala, Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Quintana Roo y Chihuahua.

A su vez 1 mil 218 efectivos serán desplegados en 29 aeropuertos ubicados en los referidos estados, así como en Hidalgo, Campeche, Colima, Puebla, Tabasco, Querétaro, Morelos y Veracruz.

La tercera fase comprende el adiestramiento de otros 3 mil 300 policías militares entre el 10 de enero y el 18 de marzo del próximo año, con el objetivo de que releven a agentes en funciones el 28 de marzo. En este caso se destinarán 2 mil 454 efectivos para tomar el control de 63 estaciones carreteras en Ciudad de México, Baja California, Durango, Tamaulipas, Puebla, Tabasco, Querétaro, Zacatecas, Yucatán y Coahuila.

Mientras que los 846 militares restantes serán movilizados a 14 aeropuertos en las referidas entidades.

La cuarta y última fase del relevo se llevará a cabo con 1 mil 951 policías militares más que serán adiestrados entre el 21 de marzo y el 27 de mayo del 2022, con miras a entrar en funciones el 6 de junio.

En este caso se destinarán 468 efectivos para asumir la seguridad en aeropuertos ubicados en Sonora, San Luis Potosí, Nayarit, Aguascalientes, Colima, Veracruz, Campeche y Michoacán. Mientras que 1 mil 483 militares serán movilizados a 64 estaciones de vigilancia carretera en estos estados, además de Morelos e Hidalgo.

Una vez completado el relevo con el personal militar el documento establece que la Guardia Nacional asumirá pleno control operativo, logístico y administrativo de las coordinaciones de seguridad en carreteras y aeropuertos del país.

Protestas, incertidumbre y dudas en capacitación... lee la nota completa en Animal Político