Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Muere la persona más longeva del mundo a los 124 años, es filipina y nació en el siglo XIX

Noticias
/ 24 noviembre 2021

No mostró ningún síntoma del coronavirus antes de su muerte

La amada “Lola” Francisca Susano, quien se cree que es la “persona más vieja del mundo” y la última mujer viva que nació en el siglo XIX, murió el lunes a la edad de 124 años.

El fallecimiento de la supercentenaria filipina fue confirmada por funcionarios estatales en su provincia natal de Kabankalan, Negros Occidental.

“Es con tristeza en nuestro corazón cuando recibimos la noticia de que nuestra querida Lola Francisca Susano falleció temprano este lunes por la noche”, publicó el gobierno estatal en su cuenta oficial de Facebook. “Su declaración oficial como la persona más vieja del mundo a los 124 años está actualmente validada por los Guinness World Records”.

TE PUEDE INTERESAR...

¿Adiós a las posadas, peregrinaciones y fiestas navideñas por cuarta ola de COVID-19 en México?

Los funcionarios de salud locales aún tienen que determinar la causa de la muerte de Susano, pero, según los informes, se le hará una prueba de COVID-19 el martes, informó CNN.

Afortunadamente, los oficiales de información de la ciudad informaron que no mostró ningún síntoma del coronavirus antes de su muerte.

Nacida en septiembre de 1897, un año antes de que España cediera el control de Filipinas a los EE. UU., Susano fue, según los informes, la última persona sobreviviente del mundo que nació en el siglo XIX.

Para poner su increíble edad en perspectiva, este fue el mismo año en que se inventaron la bola de helado y el algodón de azúcar , y que William McKinley fue investido como el vigésimo quinto presidente de Estados Unidos.

En septiembre, Guinness todavía estaba verificando los documentos de Susano, pero murió antes de que tuvieran la oportunidad de reconocerla como la persona más vieja del mundo.

Una vez verificado, eclipsaría oficialmente a Jeanne Calment de Francia, quien murió en 1997 a los 122 años.

Lola atribuyó su longevidad récord a su dieta predominantemente vegetariana y abstenerse de alcohol, informó el Metro.

La anciana también tocaba la armónica todas las mañanas , lo que, según la abuela, mantenía sus pulmones fuertes y saludables.

“Lola Iska siempre será nuestra inspiración y orgullo”, escribió el gobierno del estado de Kabankalan.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie