La FGR investiga posibles 'nuevos' sobornos a Lozoya: 5 millones de dólares de OHL

Nacional
/ 3 febrero 2021

De acuerdo a documentos a los que tuvo acceso Mexicanos contra la Corrupción, en el expediente de Lozoya se incluyen indicios de posibles nuevos sobornos por cerca de cinco millones de dólares ligados a la empresa OHL

El expediente que la Fiscalía General de la República (FGR) integró sobre Emilio Lozoya incluye indicios de posibles nuevos sobornos, ahora de empresas ligadas a OHL, constructora de origen español que fue beneficiada con multimillonarios contratos y concesiones por el Gobierno de Enrique Peña Nieto, según documentos a los que han tenido acceso Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y EL PAÍS.

En documentos recopilados por la FGR en la carpeta de investigación FED/SEIDF/CGI-CDMX/0000117/2017, aparecen transferencias por cerca de cinco millones de dólares a una cuenta que tenía como beneficiario a Lozoya en el banco UBS de Suiza, realizadas por dos empresas que autoridades judiciales de España han investigado como parte de una red de corrupción de OHL en aquel país.

Estas transferencias son diferentes de los 10,5 millones de dólares que exejecutivos de Odebrecht han confesado que le pagaron a Lozoya a cambio de contratos, y de los 3.4 millones de dólares que la FGR ha acusado que el exdirector de PEMEX recibió de Altos Hornos de México (AHMSA) como pago de favores por la compra de una planta chatarra de fertilizantes.

Un reporte interno elaborado por el banco suizo UBS en junio de 2013 refiere que Lozoya era gestor de obras, y que a cambio de cada contrato cobraba una comisión.

Otro reporte del mismo banco lo describe como “consultor para grupos europeos en el marco de grandes proyectos de construcción en México”. Los documentos refieren que los pagos podrían ser “una posible indicación de pagos de sobornos”.

OHL son las iniciales de Obrascón Huarte Lain, los nombres de tres constructoras españolas que en 1998 se fusionaron y que lograron expandir su presencia a 17 países de Europa y América. En 2019, después de escándalos mediáticos de presunta corrupción, OHL se fragmentó.

La división de concesiones carreteras en México fue adquirida por el fondo australiano IFM Investors y adoptó el nombre de Aleática, en tanto que el Grupo Villar Mir de España se quedó con la división de construcción, e integró a inversionistas mexicanos de la familia Amodio.

Un vocero de Aleática deslindó a esa empresa de reciente creación de las transacciones realizadas en el pasado por los antiguos socios.

“Sería inapropiado que Aleática comente sobre supuestos contratos y empresas que son completamente ajenos a nuestra compañía”, dijo el vocero. “Aleática no mantiene relación corporativa alguna con el Grupo OHL.”

La división de construcción de OHL no respondió a peticiones de entrevista, mientras que los abogados de Lozoya no contestaron a los cuestionarios enviados por MCCI y EL PAÍS.