Temen empresas por cancelación del Tren Maya; sólo atraerá al 17% de pasajeros: informe

Nacional
/ 28 junio 2021

Niega Fonatur que se esté ocultando información crítica ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público

CDMX.- Las empresas consultadas por Fonatur para construir y financiar el Tren Maya tienen miedo de que se repita el caso del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y que este megaproyecto sea cancelado por motivos políticos. Dicho riesgo no fue considerado por los promotores, al no ser cuantificable.

En junio de 2019, Fonatur, PWC, el bufete Woodhouse Lorente Ludlow y los técnicos de Mextypsa invitaron a 79 empresas a la presentación del Tren Maya. De estas acudieron 56 y 37 decidieron asistir a las sesiones informativas y entrevistas.

El proceso se completó con 10 entrevistas posteriores con otras 10 posibles financiadoras.

Dos documentos resumen este sondeo de mercado, en el que se identifican seis riesgos principales: el geológico, “ya que los participantes consideran que los tiempos previstos de la ingeniería básica y la elaboración de propuestas no es suficiente para realizar sondeos exhaustivos del terreno”; de liberación de derechos de vía, que sería “la principal razón de un sobreplazo” y al que dan “una probabilidad de ocurrencia de 100%”.

Mencionan el peligro de interfase, es decir, que al ser diferentes contratistas las obras no sean compatibles y se generen retrasos y sobrecostos, permisos ambientales, conflictos sociales y terminación anticipada.

DEMANDA

El Tren Maya sólo atraería a 17 por ciento de todos los pasajeros y 6 por ciento de la carga que se mueve en autotransporte en la región.

De acuerdo con un informe de agosto de 2019 elaborado por Steer Davies Gleave para el año base, de los 436 mil pasajeros que se consideran demanda potencial, este estudio estima que sólo se capturarían 74 mil, y de las 38.9 millones de toneladas de carga anuales, sólo migraría 6% al Tren Maya.

De la demanda potencial de 200 mil personas locales que podrían usar el Tren Maya a diario, sólo 7 por ciento, 14 mil, cambiaría a este medio de transporte.

Estas estimaciones no fueron incluidas en el análisis costo-beneficio, aunque se señaló que en el primer año de operación la meta es llegar a 66 mil pasajeros al día, cifra menor que buscan triplicar en 10 años hasta llegar a los 172 mil.

EN ORDEN

Cuestionado sobre la ocultación de información crítica y demás aspectos relacionados con este reportaje, Fonatur respondió que “la elaboración de los análisis de costo-beneficio para el Tren Maya se hizo de conformidad con los lineamientos establecidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)”.

Hacienda y Crédito Público contestó con una redacción idéntica. Indicó que entre marzo y diciembre de 2019 se mantuvieron reuniones periódicas entre la secretaría y Fonatur, aunque la dependencia argumentó que no es su competencia “conocer avances en versiones preliminares ni la información adicional sujeta a revisión y validación”.