Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

¿Quién mandó matar a Colosio?... a 28 años del asesinato continúa el misterio

Noticias
/ 23 marzo 2022

A 28 años del fatídico 23 de marzo de 1994, en Lomas Taurinas, continúa el misterio que rodea la muerte del candidato por el PRI a la presidencia de la República

Hoy se cumplen 28 años desde el asesinato que sacude todavía la política del país, la muerte de Luis Donaldo Colosio, candidato priista a la presidencia de México, un caso que aún levanta interrogantes y que el actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador, pretende reabrir en un momento en que el hijo del político asesinado goza de popularidad.

Colosio, del entonces dominante Partido Revolucionario Institucional (PRI), recibió dos balazos el 23 de marzo de 1994 mientras saludaba a la multitud en un mitin en Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California.

Aunque aún no era presidente, en esa época los candidatos del PRI ganaban las elecciones de forma orgánica hasta la transición en 2000, por lo que su asesinato se considera el magnicidio más grave en México desde 1928, cuando mataron al presidente electo Álvaro Obregón, quien ya había presidido el país entre 1920 y 1924.

¿Cómo fue el asesinato?

Fue la tarde del miércoles 23 de marzo de 1994, alrededor de las 17:00 horas cuando el candidato presidencial por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) recibió dos disparos de arma de fuego, uno a la cabeza y otro al vientre, mientras se abría paso entre la multitud al término de un evento político celebrado en el barrio de Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California.

TE PUEDE INTERESAR: Revela encuesta que Ebrard y Sheinbaum “disputarían” la silla presidencial; Colosio es el favorito fuera de Morena

Tras terminar su mitin comenzó a entonar de fondo la canción de ‘La Culebra’, de Banda Machos, Colosio comenzaba a caminar entre la multitud que intentaba saludarlo, sin embargo, uno de los asistentes logró burlar la seguridad y le disparó en el lado derecho de su cabeza; posteriormente volvió accionar el arma al propinarle otro disparo en el abdomen del candidato.

En medio del caos y la confusión, los guardias de seguridad lograron trasladarlo inconsciente y muy malherido al Hospital General de Tijuana, sin embargo, el político sufrió un paro cardiorrespiratorio irreversible y aunque los médicos intentaron reanimarlo durante casi una hora, Luis Donaldo Colosio fue declarado muerto a las 19:45 horas del 23 de marzo de 1994.

El responsable directo del asesinato, Mario Aburto Martínez, de aproximadamente 25 años de edad, fue aprehendido por los guardias de seguridad del Grupo Omega, conformado por ex policías y militares, después de accionar su revólver Taurus calibre .38 en contra del político, sin embargo, cuando los guardaespaldas de Colosio lo tenían inmovilizado, el detenido señaló a Vicente Mayoral, integrante del cuerpo de seguridad, como responsable, por lo que también fue detenido por los guardias.

Debido al ambiente político de la época, las irregularidades que surgieron durante la investigación criminal, las pugnas por la candidatura presidencial que prosiguieron al atentado, los testimonios contradictorios y acusaciones entre involucrados, la incredulidad sobre las conclusiones del caso no han hecho más que crecer durante los años.

Algunos rechazan la idea de Aburto Martínez como un magnicida solitario que actuó por ideales políticos, sino que afirman que fue un crimen de Estado, orquestado desde las esferas más altas del priismo, incluso, por orden directa del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, debido a que en su discurso del 6 de marzo de 1994, Luis Donaldo Colosio se deslindó de las viejas formas en que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) incidía en las decisiones de gobierno.

Aún ahora, no se sabe quién fue el autor intelectual del asesinato.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio