Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Las abuelas mexicanas y las Escuelas de Tiempo Completo: la historia del COVID-19 que nadie está contando

Opinión
/ 19 noviembre 2021
true

Cuando López Obrador canceló el programa de estancias infantiles, nos dijo a las madres y padres de familia que nos iba a ayudar con dinero para pagarles a los abuelitos para que apoyaran en el cuidado de las niñas y los niños, dinero que nunca llegó. Aunado a eso llegó una pandemia con especial peligro para los adultos mayores.

Se habla hoy de 570 mil fallecimientos por COVID-19, según cifras oficiales. Otros datos rebasan el millón. Solo el tiempo nos dirá realmente las consecuencias que tuvo esta pandemia, no solo en el sentido de las pérdidas de familiares, amigos, vecinos, colegas, seres queridos que todas y todos hemos sufrido estos dos últimos años.

El 52% de esos fallecimientos fueron mujeres, y se habla que más del 70% fueron mujeres de más de 70 años, en otras palabras: las abuelas de México. Sí, se nos fueron muchas, muchísimas abuelas en México. Además del dolor inmenso para millones de familias en nuestro país por la ausencia del pilar de cualquier sociedad: las matriarcas. Fueron también las principales cuidadoras de nuestras niñas y niños.

Es muy interesante que esta semana salió a relucir el dato que al menos 27% de mujeres trabajadoras tuvieron que dejar su empleo (formal o informal) porque ya no tenían quien les apoyara con el cuidado de los menores a su cargo. Se contempla que estamos hablando del 40% de la población infantil menor de 6 años en el país. Esta llamada primera infancia.

Y para cerrar con broche de oro, esta semana también, se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación, el conocido PEF 2022 sin que se le cambiara una sola coma. Así es, había más de mil 900 reservas que habían presentado los partidos de oposición (PAN, PRI, Movimiento Ciudadano, PRD) y ninguna pasó, ninguna. Al parecer los únicos que saben cómo hacer las cosas son los de Morena, tanto así, que todos los demás están mal.

En ese orden de ideas, desaparecieron lo que quedaba del programa de Escuelas de Tiempo Completo, este esquema de ir a la escuela de 7:45 am a 5 pm, donde el alumnado tomaba un almuerzo y una comida a precios muy accesibles que representaba una ayuda directa a las familias más vulnerables por ese sentido, y disminuye los factores de riesgo de infancia y juventud, porque no estaban en la calle, seguían en la escuela unas horas más, mientras mamá y papá, seguían en el trabajo. Sin olvidar que aumentaba la calidad educativa en proporción al tiempo extra que pasaban las y los alumnos en comparación con otras escuelas sin este programa.

Entonces, no hay estancias infantiles, no hay escuelas de tiempo completo y no hay abuelas. ¿Qué hacemos señor Presidente? ¿Cuál será su idea ahora? La inflación cerrará el año con 6.5%, el doble. El dinero rinde menos, las cosas son más caras y los sueldos son iguales. Mamá, papá y todo mundo tiene que salir a trabajar.

La formación de las niñas y niños depende de todas y todos. No es responsabilidad solamente de su familia. señor Presidente, sí es su responsabilidad velar por los intereses de la infancia y adolescencia en México. Aún puede hacerle cambios al PEF 2022, no es suficiente las buenas intenciones. La política pública real se ve con el presupuesto necesario para que se materialicen esas buenas intenciones. Las niñas y los niños de México se lo exigen, las y los ciudadanos se lo exigimos. Necesitamos un plan integral para la formación y el cuidado de la infancia y adolescencia.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio