México y hombres como Plutarco Elías Calles

Opinión
/ 22 septiembre 2021
true

“Los hombres somos dioses mortales, y los dioses hombres inmortales. Dichosos aquellos que pueden comprender esta simple verdad pues encierra el secreto de todos los misterios.”

Del Libro Yo fui Plutarco Elías Calles.

Plutarco Elías Calles el “Hombre fuerte de México”, nació un 25 de Septiembre en el año de 1877. Su vida fue sinónimo de azar, desdicha, gozo y suerte. Sin rumbo desde sus primeros años, vivió en la orfandad y el desamparo. En su juventud, se formó como profesor. Dentro de uno de sus múltiples trabajos, fue instructor de grupo hasta pasar a ser supervisor de escuelas, agricultor, comerciante de granos, gerente de un hotel -hasta que se incendió el inmueble-.

A partir de ahí, la vida lo empuja a la Revolución Mexicana en una carrera meteórica que lo llevó a la Presidencia de la República y a fundar el partido político más trascendental de la historia del siglo pasado: el PNR-PMR-PRI. Lo anterior no habría sido posible sin el calor y el amor de Natalia Chacón, Leonor Llorente y Amanda Ruiz quienes le dieron 13 hijos. Dolores “La Buki” fue la mujer que más lo marco, fue la sibila que conoció en los desiertos yaquis y quien le pronostico su futuro y le comunicó los presagios de traición en el último periodo de su vida.

Con la patria desgastada y bajo dos consignas “no dejar que lo pendejo se le subiera a la cabeza” y “nada sucede, sin la voluntad del hado universal” un día deliberó que había llegado el tiempo en que México escogiera a sus gobernantes a través de instrumentos democráticos que permitiesen la participación de todas las corrientes políticas, de ahí que dejo un testamento político en 1928 que consistía fundamentalmente, en que la voluntad de la nación dejara de lado el culto a los “caudillos” mandamases del pasado y que fueran sustituidos por instituciones políticas que sirvieran de conducto a todos los mexicanos.

Surgieron varias voces, pero el fue pieza fundamental en la fundación del partido de la Revolución, el Partido Nacional Revolucionario; institución que aglutinaría a las fuerzas sociales del país en tres grupos principales: el sector obrero, el sector campesino y el sector popular. Esta concepción política, permitió a la nación mexicana escapar de un sometimiento militar como el que padecieron varios países de la América hispana. El PNR-PMR-PRI fue parte fundamental de que México se salvara de dictaduras como la de Batista en Cuba, Pérez Jiménez en Venezuela, Rojas Pinilla en Colombia, Pinochet en Chile, los Somoza en Nicaragua.

Aunque para algunos les sea difícil reconocer, nuestro país evito este tipo de experiencias traumáticas porque tenía un PRI que logró con un programa social resultados razonables. Plutarco Elías Calles, también fue enfático al separar nuevamente a la Iglesia del Estado, él nunca tuvo conflicto con la fe católica como tal, su cisma fue con la jerarquía eclesiástica, con el clero, con sus intereses y ambiciones que solo decían obedecer al papa. Plutarco, siempre a la República.

A propósito de Calles, la Presidencia pro tempore de México en la CELAC, nos pone como pieza en el espectro internacional que había perdido nuestro país desde hace más de 3 sexenios. A pesar de sus muchos detractores -intelectuales inorgánicos-, 44 puntos de acuerdo versaron en temas de fondo y no en pirotecnía tramposa. Sin ser pero siendo, hoy se retoman ideas como la igualdad y la solidaridad que pregonaba Plutarco Elías Calles.