Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

David Cronenberg regresa a sus orígenes con el terror crudo de ‘Crimes of the Future’

Show
/ 12 mayo 2022

Tras ocho años de ausencia, el director vuelve al cine con un filme protagonizado por Viggo Mortensen que tendrá su estreno mundial en el Festival de Cannes

Como uno de los estrenos mundiales más esperados en el Festival de Cannes, el director David Cronenberg vuelve al cine de terror de la mano de su más fiel protagonista Viggo Mortensen (juntos, por cuarta vez) con el agregado de Kristen Stewart, sumando el prestigio de las nominaciones al Oscar. Y como el mejor anticipo, entrevistamos en exclusiva a Cronenberg durante Cinemacon, en el Caesars Palace de Las Vegas, como el perfecto lugar para “apostar” por la Palma de Oro en Cannes y la posibilidad de conseguir finalmente la nominación al Oscar que él nunca obtuvo... por ahora.

-Viggo Mortensen suele criticar a la Academia de Hollywood por no haberlo reconocido nunca con una nominación al Oscar ¿Qué significaría recibirla finalmente este año, después de pasar por Cannes con ‘Crimes of the Future’?-

“No me obsesionan tanto los premios. Recibí muchos trofeos y cosas así. Pero honestamente, sería divertido, puede sonar entretenido, pero tampoco significa nada grandioso, para mí, de verdad”.

-¿Pero no va a competir por la Palma de Oro en el Festival de Cannes?-

“Bueno, Cannes es diferente, porque es un evento de cinéfilos con interesantes producciones de cine. Incluso ahí, la competencia no es lo más importante”.

-¿Y cómo fue que eligieron a Cannes para el estreno mundial de “Crimes of the Future”?-

“Lo verdaderamente importante en Cannes es estar con gente de todo el mundo, por eso es un buen lugar para estrenar buen cine. Hoy en día también resulta imposible conseguir ese tipo de publicidad a menos que tengas una superproducción de 250 millones de dólares como las películas de Marvel. El cine independiente necesita los festivales de cine como Cannes, en especial para una película extremadamente inusual. El Festival de Cannes es el lugar perfecto para algo así, porque es donde también se celebra el cine. Ya estuve varias veces y no puedo estar más feliz de haber sido seleccionado, porque el sólo hecho de haber estado antes tampoco garantiza que vuelvan a seleccionarte entre otras 2000 producciones de cine. Por eso es tan emocionante volver a Cannes y extraño bastante a Francia, en especial desde que empezó el tema del covid y la falta de viajes”.

Instagram

-¿En Las Vegas ya había estado antes?-

Vegas es un lugar que también vive en el cine y mi imaginación, pero nunca antes había estado. Lo más cerca fue Palm Springs, solo por otro festival de cine. La energía de Las Vegas no se compara con nada”.

-¿El mejor plan para disfrutar Vegas?-

“¡Casinos! Apenas si estuve un par de veces en Budapest, así que nunca antes vi algo así. Claro que lo vi en el cine, pero es muy diferente, totalmente diferente en persona”.

Sin ir demasiado al futuro, la historia de “Crimes of the Future” trata sobre las transformaciones del cuerpo a medida que el ser humano se adapta al ambiente sintético como los plásticos. Y Viggo Mortensen, con el personaje de un artista famoso llamado Saul Tenser muestra públicamente la metamorfosis de sus órganos, mientras Kirsten Stewart interpreta una obsesionada investigadora Timlin con la misión de utilizar la fama para demostrar la evolución del cuerpo humano.

-Es la cuarta vez que elige a Viggo Mortensen para una de sus películas ¿Cómo es la relación de ustedes detrás de cámaras?-

Viggo tienen bastante trabajo como músico, es también fotógrafo, dirigió su propia película, incluso llegó a dirigirme a mí como actor. La colaboración con alguien como él, es muy completa. Solemos hablar del guion y todos los aspectos de la producción. Es una relación muy inusual entre un director y un actor”.

$!Viggo Mortensen protagoniza “Crimes of the Future”.

-¿Habiendo trabajado tantas veces con Viggo Mortensen, aprendió algo de español con él?-

“No hablo nada de español, a lo mejor un poco de francés o italiano. Pero con Viggo (Mortensen) me divierto mucho cuando vamos a una conferencia de prensa en España y él habla en español con acento argentino”.

-¿Le hizo probar el mate argentino que tanto le gusta?-

“Si, lo probé pero... no me gustó. No es para mí”.

-¿Y con Kristen Stewart ya se conocían antes también?-

“Bueno, cuando filmé ‘Cosmopolis’ con Rob Pattinson en Toronto, ella había ido a visitarlo porque en ese entonces eran novios. Ahí la conocí, pero tampoco hablamos de trabajar juntos en el futuro. Y realmente quedé impresionado con ella. La había visto trabajar en sus días de vampiros y otras películas europeas que hizo, pero de verdad me sorprendió por la forma que trabaja dentro de un estudio de cine y la sorpresa fue muy placentera. Ya sabía que era buena actriz, pero no sabía que era tan brillante”.

-¿Cómo fue el ofrecimiento esta vez?-

“Simplemente le ofrecí el rol en nuestra película y dijo ‘Sí’. Fue todo muy directo. No hay demasiada magia en estas cosas... uno manda la propuesta con el guion al representante del actor y el actor después acepta o no. A veces piden una conversación personal, pero ella no la pidió. Apenas discutimos el tema de la película cuando ya habíamos empezado con el rodaje”.

$!Kristen Stewart forma parte del elenco del filme.

-¿Y cómo reacciona cuando alguno de los actores se niega a trabajar con usted?-

“Y bueno, ‘casting’ es un arte negro. Hay que hacer muchas cosas para que acepten los actores. Para empezar necesitas encontrar a la persona correcta para el rol y en este caso, por ejemplo, originalmente le ofrecí a Lea Seydoux un rol mas pequeño que ahora interpreta Kristen Stewart. Así funciona la extraña dinámica del casting. Puede llegar a ver muchos cambios, pero al momento de empezar el rodaje, uno espera ver a la gente que tiene que estar en la película, pensando o esperando que uno haya tomado la mejor decisión el casting”.

-¿La diversidad de los actores es lo que también se busca en Hollywood hoy?-

“Si, especialmente ahora. Pero tampoco es una cuestión de diversidad porque es algo que yo siempre quise en mis producciones de cine. Fue maravilloso filmar en Atenas con esta coproducción entre Canadá y Europa. El mundo se abrió por completo con actores de todas partes. Y fue emocionante para mí también”.

-¿Con ‘Crimes of the Future’ vuelve también al estilo de cine de terror?-

“Sí, tiene todo el estilo de cine que solía filmar. En las últimas producciones supongo que me puse a explorar otros géneros diferentes del cine dramático. Y es una buena forma de volver a mis principios del cine, por supuesto. Soy mucho más maduro como director ahora, ya no soy tan patético (Risas). Y va a ser muy interesante ver cómo reaccionan mis admiradores y la gente que tampoco me conoce”.

- ¿Es la misma “Crimes of the Future” que había dirigido en los años 70?-

“¿Ves? Realmente me sorprende que la gente se acuerda de esa película porque básicamente fue una producción de cine subterránea con presupuesto cero de los años 60, a lo mejor la década del 70, que todavía funciona hoy. No hubo mucha gente que haya visto el original. Lo curioso es que el tema es dónde se dirige el mundo, con el clima y como nos afecta el cuerpo. No digo que sea una película sobre el cambio climático, pero trata lo que estamos viviendo. Y lo curioso es que yo escribí el guión 20 años atrás”.

-¿Algún factor de terror en la historia tiene que ver con el terror de nuestra realidad?-

“No quiero contar demasiado pero se discute como es que por ejemplo comemos plástico. Y te repito, es algo que yo escribí hace 20 años, aunque recientemente surgió una enorme discusión sobre microplasticos que hay en el océano, pequeñas partículas de plástico por tantas botellas que se tiran a la basura. Y recién hace unas semanas descubrieron que mucha gente en el planeta tiene plástico en su sangre. Nadie se había dado cuenta de algo así. Se sabía que la teníamos en la piel pero ahora sabemos que también está flotando en nuestra propia sangre. ¿Cómo puede reaccionar nuestro cuerpo con algo así? ¿Significa que vamos a morir más jóvenes? ¿o significa que nuestro cuerpo encontrará alguna forma de utilizar ese plástico? Ese es el tema de ‘Crimes of the Future’”.

¿Es cierto que en la realidad se atrevió a vender una piedra de sus riñones como NFT con el título “Inner Beauty” (Belleza Interna)?-

“Si, mi hija Caitlin es fotógrafa y está muy involucrada en el mundo NFT. Había hecho primero un video que llamó ‘La Muerte de David’. Fue mi primer NFT y me pareció que estaba bastante conectado con el tema que discutimos sobre el cuerpo en ‘Crimes of the Future’ y la creatividad interna del cuerpo. Y me pareció que mostrar las piedras de mi riñón o el interior de mi cuerpo era una buena forma de expresar la parte de afuera de mi cuerpo, pensando ¿Por qué no tratamos de venderlo como una obra de arte? Tengo que confesar que tengo una colección completa de fotos y me encantan. Todo fue porque mi doctor quería examinarlas como para saber si yo tenía que cambiar mi dieta. Y cuando las vi, me pareció algo hermoso. Así que si alguien quiere comprar las piedras de mi riñón... están en venta (Risas)”.

-Hacía tiempo que no dirigía cine, desde aquel otro paso por Cannes, también con Robert Pattinson y Julian Moore, con ‘Map to the Stars’ ¿No extrañaba el cine?-

“No. En realidad no lo extrañaba. En cierta forma descansé bastante. Miré mucho cine, leí novelas y también filmé algunos cortometrajes. Pero tampoco sentí que tenía que volver. Mi productor Robert Lantos insistió en que leyera este viejo guion, de nuevo, porque le pareció fantástico y muy relevante. Y cuando lo leí me di cuenta que tenía razón, era bastante bueno. Y también me di cuenta que era todavía más emocionante volver a dirigir cine. Fue maravilloso firmar en Atenas con un grupo fantástico de actores y técnicos”.

-¿Cuando estenó ocho años atrás ‘Maps to the Stars’ en Cannes, es cierto que llegó a pensar que era su despedida del cine?-

“Realmente pensé que ‘Maps to the Stars’ iba a ser mi última película. Me parecía una buena despedida, sin tener que despedirme. Pero no tenía ningún plan en particular. Y al momento de pensar que podía volver, que quería hacer algo así, se convirtió en una necesidad que terminó siendo algo inevitable. Y ahora que lo pienso, es el momento perfecto también para volver al cine, con buen cine”.

Twitter: @fabianw

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Artículos destacados