Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Apple trabaja en un proyecto de realidad virtual

Tech
/ 7 junio 2022

La compañía ha reclutado a directores de Hollywood como Jon Favreau para que desarrollen contenidos de video para un auricular que se espera que salga al mercado el año que viene

Autor: Tripp Mickle y Brian X. Chen, New York Times

Casi quince años después de que el iPhone desencadenó la revolución de los teléfonos inteligentes, Apple está montando las piezas de lo que espera que sea su próximo dispositivo que transforme a la industria: unos auriculares que mezclen el mundo digital con el real.

La compañía ha reclutado a directores de Hollywood como Jon Favreau para que desarrollen contenidos de video para un auricular que se espera que salga al mercado el año que viene, según tres personas familiarizadas con ese proyecto. Favreau, productor ejecutivo de “Planeta Prehistórico” en Apple TV+, está trabajando para dar vida a los dinosaurios de esa serie en los auriculares, que parecen un par de gafas de esquí y cuyo objetivo es ofrecer experiencias de realidad virtual y aumentada, señalaron esas personas.

Por otra parte, en su conferencia anual para desarrolladores de este lunes, Apple planea develar herramientas de software que permitirían a las aplicaciones añadir nuevas funciones de cámara y voz, lo que sentará las bases para una interfaz de manos libres por la que los usuarios podrán navegar en los auriculares, según dos personas familiarizadas con el proyecto y los documentos que revisó The New York Times.

TE PUEDE INTERESAR: Va Apple a la reconquista de sus usuarios con lanzamiento de iOS 16 y la nueva MacBook Air

Una portavoz de Apple, Trudy Muller, rechazó hacer comentarios sobre futuros proyectos. Un portavoz de Favreau no pudo hacer comentarios.

El proyecto de auriculares llevará a Apple a una competencia emergente para definir el futuro de la realidad mixta. Microsoft, Google y la empresa matriz de Facebook, Meta, se encuentran en distintas fases de desarrollo de software y hardware para crear entornos en los que coexistan imágenes digitales 3D y el mundo físico.

El año pasado, el director general de Meta, Mark Zuckerberg, dejó de lado el nombre de Facebook como nombre para referirse a su empresa y se comprometió a generar un concepto conocido como metaverso, en el que los mundos del internet, el virtual y el real confluyen en un nuevo universo. Él y otros creen que podría convertirse en la próxima ola de la informática, sucediendo a la era de los teléfonos inteligentes dominada por el software iOS de Apple y Android de Google, de la misma manera que esas plataformas siguieron a las décadas de Windows y Macintosh.

“Esa es la próxima frontera”, aseguró Carolina Milanesi, analista de tecnología de Creative Strategies, una firma de investigación tecnológica. “Para Apple, se trata de una nueva experiencia informática y la oportunidad de atraer a los consumidores con un dispositivo y nuevas experiencias que se basan en lo que han hecho con el contenido”.

Se espera que el trabajo de realidad mixta quede eclipsado durante la conferencia de Apple del lunes, que se dedicará en gran parte a los sistemas de software existentes de la compañía. Es posible que Apple también anuncie una MacBook Air rediseñada con bordes alrededor de su pantalla más delgados que los modelos actuales y procesadores actualizados, según los analistas.

El desarrollo de contenidos y herramientas de software de realidad virtual por parte de Apple es fundamental para crear experiencias que den sentido a sus futuros auriculares. Su gran producto nuevo, el Apple Watch, se lanzó con casi 3000 aplicaciones, pero tuvo dificultades para prosperar porque los críticos técnicos dijeron que pocas de esas aplicaciones eran útiles. Los auriculares de realidad virtual Quest de Meta, que superaron los diez millones de ventas el año pasado, ha tenido carencias similares porque muchos lo consideran un dispositivo de juego.

Desde su Macintosh original hasta su iPad, Apple ha buscado productos que atraigan a una amplia franja de posibles clientes y tengan una gran variedad de usos. Se calcula que el año pasado vendió 240 millones de iPhones, lo que supone aproximadamente la mitad de sus 366.000 millones de dólares de ventas totales. Para que el auricular valga la pena, según los analistas, tendrá que tener utilidades que trasciendan el nicho del mundo de los videojuegos.

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, lleva años hablando del potencial de la realidad aumentada. En 2016, aseguró a los inversores que la compañía estaba invirtiendo fuertemente en ella y la consideraba una “gran oportunidad comercial.” En ese entonces, muchos empleados del campus de Apple leían “Ready Player One”, una novela futurista sobre la realidad virtual, y hablaban de las posibilidades de crear el mundo de realidad mixta de Apple.

Apple contrató a un ingeniero de Dolby Technologies, Mike Rockwell, y le encargó que dirigiera la iniciativa. Sus primeros esfuerzos para crear un producto de realidad aumentada se vieron obstaculizados por la escasa potencia de procesamiento, revelaron dos personas familiarizadas con el proyecto. Los continuos problemas con la potencia de la batería han obligado a Apple a posponer su lanzamiento hasta el próximo año, afirmaron esas personas.

La iniciativa de la realidad aumentada ha provocado divisiones dentro de Apple. Al menos dos miembros de su equipo de diseño industrial declararon que habían dejado la compañía, en parte, porque tenían algunas preocupaciones sobre el desarrollo de un producto que podría cambiar la forma en que las personas interactúan entre sí. Estas sensibilidades han aumentado dentro de la empresa en medio de la creciente preocupación pública por el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla.

Con Rockwell al frente, el producto sería uno de los primeros en salir de Apple dirigido por su equipo de ingenieros y no por su cofundador Steve Jobs, fallecido en 2011, y su antiguo jefe de diseño, Jony Ive, que dejó la compañía en 2019. El proyecto del Apple Watch fue liderado por Ive y sus diseñadores, que definieron su aspecto, funcionamiento y comercialización.

La programación de Favreau muestra cómo Apple está tratando de diferenciar su producto del que propone Meta. También ilustra cómo la compañía está aprovechando las relaciones que ha cultivado en Hollywood desde que inició el Apple TV+ en 2019.

“Unos auriculares increíbles podrían ofrecerte una mejor experiencia que la de un televisor de 80 pulgadas”, comentó Matt Miesnieks, director general de LivingCities.xyz, una empresa emergente que trabaja en la tecnología del metaverso.

Las herramientas de software de Apple amplían un impulso de varios años para animar a los desarrolladores a crear aplicaciones de realidad aumentada. La compañía dio luz verde a esa iniciativa en 2017 con ARKit, que permitía a los desarrolladores utilizar la cámara y los sensores de movimiento del iPhone para colocar objetos digitales en el mundo real y dejar que las personas interactuaran con ellos.

Sin embargo, alrededor del 70 por ciento de los desarrolladores de Apple dijeron que no usaban esa herramienta, según una encuesta realizada por Creative Strategies a más de 500 desarrolladores.

Casi quince años después de que el iPhone desencadenó la revolución de los teléfonos inteligentes, Apple está montando las piezas de lo que espera que sea su próximo dispositivo que transforme a la industria: unos auriculares que mezclen el mundo digital con el real.

La compañía ha reclutado a directores de Hollywood como Jon Favreau para que desarrollen contenidos de video para un auricular que se espera que salga al mercado el año que viene, según tres personas familiarizadas con ese proyecto. Favreau, productor ejecutivo de “Planeta Prehistórico” en Apple TV+, está trabajando para dar vida a los dinosaurios de esa serie en los auriculares, que parecen un par de gafas de esquí y cuyo objetivo es ofrecer experiencias de realidad virtual y aumentada, señalaron esas personas.

Por otra parte, en su conferencia anual para desarrolladores de este lunes, Apple planea develar herramientas de software que permitirían a las aplicaciones añadir nuevas funciones de cámara y voz, lo que sentará las bases para una interfaz de manos libres por la que los usuarios podrán navegar en los auriculares, según dos personas familiarizadas con el proyecto y los documentos que revisó The New York Times.

Una portavoz de Apple, Trudy Muller, rechazó hacer comentarios sobre futuros proyectos. Un portavoz de Favreau no pudo hacer comentarios.

El proyecto de auriculares llevará a Apple a una competencia emergente para definir el futuro de la realidad mixta. Microsoft, Google y la empresa matriz de Facebook, Meta, se encuentran en distintas fases de desarrollo de software y hardware para crear entornos en los que coexistan imágenes digitales 3D y el mundo físico.

El año pasado, el director general de Meta, Mark Zuckerberg, dejó de lado el nombre de Facebook como nombre para referirse a su empresa y se comprometió a generar un concepto conocido como metaverso, en el que los mundos del internet, el virtual y el real confluyen en un nuevo universo. Él y otros creen que podría convertirse en la próxima ola de la informática, sucediendo a la era de los teléfonos inteligentes dominada por el software iOS de Apple y Android de Google, de la misma manera que esas plataformas siguieron a las décadas de Windows y Macintosh.

“Esa es la próxima frontera”, aseguró Carolina Milanesi, analista de tecnología de Creative Strategies, una firma de investigación tecnológica. “Para Apple, se trata de una nueva experiencia informática y la oportunidad de atraer a los consumidores con un dispositivo y nuevas experiencias que se basan en lo que han hecho con el contenido”.

Se espera que el trabajo de realidad mixta quede eclipsado durante la conferencia de Apple del lunes, que se dedicará en gran parte a los sistemas de software existentes de la compañía. Es posible que Apple también anuncie una MacBook Air rediseñada con bordes alrededor de su pantalla más delgados que los modelos actuales y procesadores actualizados, según los analistas.

El desarrollo de contenidos y herramientas de software de realidad virtual por parte de Apple es fundamental para crear experiencias que den sentido a sus futuros auriculares. Su gran producto nuevo, el Apple Watch, se lanzó con casi 3000 aplicaciones, pero tuvo dificultades para prosperar porque los críticos técnicos dijeron que pocas de esas aplicaciones eran útiles. Los auriculares de realidad virtual Quest de Meta, que superaron los diez millones de ventas el año pasado, ha tenido carencias similares porque muchos lo consideran un dispositivo de juego.

Desde su Macintosh original hasta su iPad, Apple ha buscado productos que atraigan a una amplia franja de posibles clientes y tengan una gran variedad de usos. Se calcula que el año pasado vendió 240 millones de iPhones, lo que supone aproximadamente la mitad de sus 366.000 millones de dólares de ventas totales. Para que el auricular valga la pena, según los analistas, tendrá que tener utilidades que trasciendan el nicho del mundo de los videojuegos.

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, lleva años hablando del potencial de la realidad aumentada. En 2016, aseguró a los inversores que la compañía estaba invirtiendo fuertemente en ella y la consideraba una “gran oportunidad comercial.” En ese entonces, muchos empleados del campus de Apple leían “Ready Player One”, una novela futurista sobre la realidad virtual, y hablaban de las posibilidades de crear el mundo de realidad mixta de Apple.

Apple contrató a un ingeniero de Dolby Technologies, Mike Rockwell, y le encargó que dirigiera la iniciativa. Sus primeros esfuerzos para crear un producto de realidad aumentada se vieron obstaculizados por la escasa potencia de procesamiento, revelaron dos personas familiarizadas con el proyecto. Los continuos problemas con la potencia de la batería han obligado a Apple a posponer su lanzamiento hasta el próximo año, afirmaron esas personas.

La iniciativa de la realidad aumentada ha provocado divisiones dentro de Apple. Al menos dos miembros de su equipo de diseño industrial declararon que habían dejado la compañía, en parte, porque tenían algunas preocupaciones sobre el desarrollo de un producto que podría cambiar la forma en que las personas interactúan entre sí. Estas sensibilidades han aumentado dentro de la empresa en medio de la creciente preocupación pública por el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla.

Con Rockwell al frente, el producto sería uno de los primeros en salir de Apple dirigido por su equipo de ingenieros y no por su cofundador Steve Jobs, fallecido en 2011, y su antiguo jefe de diseño, Jony Ive, que dejó la compañía en 2019. El proyecto del Apple Watch fue liderado por Ive y sus diseñadores, que definieron su aspecto, funcionamiento y comercialización.

La programación de Favreau muestra cómo Apple está tratando de diferenciar su producto del que propone Meta. También ilustra cómo la compañía está aprovechando las relaciones que ha cultivado en Hollywood desde que inició el Apple TV+ en 2019.

“Unos auriculares increíbles podrían ofrecerte una mejor experiencia que la de un televisor de 80 pulgadas”, comentó Matt Miesnieks, director general de LivingCities.xyz, una empresa emergente que trabaja en la tecnología del metaverso.

Las herramientas de software de Apple amplían un impulso de varios años para animar a los desarrolladores a crear aplicaciones de realidad aumentada. La compañía dio luz verde a esa iniciativa en 2017 con ARKit, que permitía a los desarrolladores utilizar la cámara y los sensores de movimiento del iPhone para colocar objetos digitales en el mundo real y dejar que las personas interactuaran con ellos.

Sin embargo, alrededor del 70 por ciento de los desarrolladores de Apple dijeron que no usaban esa herramienta, según una encuesta realizada por Creative Strategies a más de 500 desarrolladores.

Un conjunto de herramientas que Apple presentará en la conferencia ofrece a los desarrolladores de software nuevas capacidades para activar accesos directos dentro de sus aplicaciones utilizando a Siri y códigos QR, interacciones que se aprovecharán en los futuros auriculares, explicó una persona familiarizada con el proyecto.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio