Archivo
En el caso de los consejeros electorales, sus percepciones netas serán superiores en 66 mil pesos a las del jefe del Ejecutivo Federal

A partir de este martes entraron en vigor los tabuladores salariales del Instituto Nacional Electoral (INE) para el 2020; alrededor de 144 funcionarios públicos superarán en percepciones al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el caso de los consejeros electorales, sus percepciones netas serán superiores en 66 mil pesos a las del jefe del Ejecutivo Federal. Se mantendrán, como en 2019, en 262 mil 634 pesos mensuales brutos y 178 mil  324 pesos netos.

También superarán en sueldos a secretarios particulares y jefes de oficina de la presidencia del Instituto y de la secretaría ejecutiva, ya que se argumentó que son puestos "eminentemente especializados".

Con la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) del manual de remuneraciones para los servidores públicos de mando; la estructura ocupacional y la actualización de los tabuladores de sueldos para el personal del Servicio Profesional Electoral Nacional (SPEN), el organismo autónomo se sostuvo firme en no sujetarse al tope de salario presidencial.

Por esa decisión se abrirá una investigación para determinar si no se violó la Constitución, según informó la semana pasada el Órgano Interno de Control (OIC) del INE.

Para fijar salarios superiores, el Instituto hizo valer diversos argumentos, entre ellos, la excepción prevista en el artículo 127 base III de la Constitución para el caso de tareas especializadas.

Existe "la posibilidad de incrementar las remuneraciones, hasta en un cincuenta por cierto el ingreso contemplado para el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, por desempeñarse un trabajo técnico calificado, o bien, por la especialización de la función que se desempeñe", recordó el INE.

es el caso que "el desempeño de la función electoral por sí misma es una función especializada y se refiere tanto a servidores públicos que integran tanto la rama administrativa como el Servicio", se justificó.

Especial

Además, se recordó que los consejeros tienen la prohibición a dedicarse, dentro de los dos años posteriores a dejar el cargo, a puestos de dirigencia partidista o en los poderes públicos, en cuya elección hayan participado y tampoco pueden ser postulados a cargos de elección popular.

De acuerdo a la publicación oficial, "también los secretarios particulares y jefes de oficina tanto de la Secretaría Ejecutiva, como de la Presidencia del Consejo General son puestos eminentemente especializados, pues deben coadyuvar en la coordinación tanto de asuntos administrativos, como electorales, de toda la estructura ejecutiva y directiva del Instituto", razón por la que ganarán más que el Ejecutivo Federal.

En el documento se recordó que el 30 de mayo de 2019 el instituto promovió controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) -misma que no se ha resuelto- en contra de la reforma a la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos por considerar que vulnera su autonomía y además no prevé criterios objetivos para fijar la remuneración para el Presidente, mismo que se establece como límite salarial.

En tanto, en 2019 diversos funcionarios del INE recurrieron al amparo, casos en los que los jueces han ordenado que se mantengan las percepciones y remuneraciones del ejercicio fiscal 2018.

Esto en el caso "del nivel RA2 hasta el VC2, las cuales deberán seguirse otorgando en acatamiento a las Resoluciones Judiciales emitidas al respecto y el INE seguirá cubriéndolas de conformidad con dichas determinaciones", niveles que incluyen 144 puestos.

En 2019 de los 11 consejeros que se ampararon, 8 mantuvieron sus percepciones íntegras: el consejero presidente Lorenzo Córdova, Benito Nacif; Ciro Murayama; Adriana Favela; Enrique Andrade, Claudia Zavala, Dania Ravel y Jaime Rivera.

Los tres consejeros que si vieron reducidas sus percepciones como lo estableció la Cámara de Diputados en 2018, por no ampararse fueron: Pamela San Martín, Roberto Ruiz y Marco Antonio Baños, cuyos ingresos al mes ascendieron a 93 mil 769 pesos al mes ya sin impuestos.