Foto: Omar Saucedo
Las autoridades señalan que el proceso de vacunación en Coahuila se lleva a cabo de acuerdo a los criterios establecidos, por lo que de forma coordinada se evalúa quiénes reciben la dosis de la vacuna en esta primera fase

Esta tarde, la Secretaría de Salud en Coahuila dio a conocer que con base en los lineamientos federales para la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 se da prioridad a todo el personal de salud en contacto con posibles pacientes COVID.

De igual forma, indicó que existe una plataforma donde se detallan las personas a vacunar y ahí se explican las funciones que realizan dentro de las áreas denominadas de primera línea.

Asimismo, reitera que el trabajo coordinado entre los tres niveles de gobierno, junto al Ejército Mexicano ha permitido que la aplicación de estas dosis se realice sin contratiempos y señala que el proceso de vacunación en Coahuila se lleva a cabo de acuerdo a los criterios establecidos.

Las autoridades subrayaron que de forma coordinada se evalúa quiénes reciben la dosis de la vacuna en esta primera fase, que son aquellas personas que de alguna u otra manera tienen más riesgo por estar más expuestos a contagios, entre los que se encuentran enfermeras, médicos, inhaloterapeutas, laboratoristas, químicos, técnicos radiólogos, dentistas, camilleros, limpieza e higiene, personal de ambulancia, manejadores de alimentos, trabajo social, asistentes, entre otros.

Se dijo que la instrucción de gobernador Miguel Riquelme ha sido  de que ningún funcionario que no realice labores dentro de la primera línea de combate o mantengan contacto directo con pacientes y sospechosos de COVID-19 tiene por qué vacunarse.

Ante la información que circuló en diversos medios  sobre el hecho de que funcionarios estatales habían sido vacunados, en referencia específica al jefe de la Jurisdicción Sanitaria 2, en Ciudad Acuña, quien ya recibió la dosis, se debe decir que los jefes de estos sectores tienen a su cargo y vigilancia los laboratorios donde se realizan las pruebas COVID-19, los hospitales o unidades médicas en las cuales el riesgo es alto, por lo que están en contacto permanente con pacientes COVID; por ese motivo se les incluyó en esta primera fase de vacunación.