Evidencias. El niño dijo que su abuelo lo llevó al monte a enterrar algo, donde se detectó un trozo de sábana con el cual habría sido amarrado. Foto: Especial
La madre del menor lo dejaba con la familia de su expareja mientras ella iba a trabajar

Un niño de 4 años de edad fue, según su declaración y las evidencias, abusado sexualmente por su abuelo, luego de que su madre lo dejara con él para que lo cuidara mientras ella se iba a trabajar.

Según fuentes cercanas a la investigación, el pasado 18 de julio, Mónica “N” llevó al menor a casa de los padres de su expareja para que lo cuidara la abuela, pero al no encontrarla en la casa, lo dejó al cuidado de Francisco “N”, abuelo del niño.

La madre señala que tuvo dudas de dejar a su hijo, pero al ver al otro hijo de su pareja llegar en ese momento, se sintió con más confianza para dejarlo con el abuelo. No supo que la otra persona se iría tiempo después.

 

TENÍA SANGRE EN EL PAÑAL

Luego de salir de su trabajo e ir por el menor, Mónica detectó sangre en el pañal de su hijo, por lo que lo llevó a la Clínica 89 del IMSS donde al principio le señalaron que podría ser una infección, pero al revisarlo más detalladamente, los médicos no siguieron hacerlo porque eso presuntamente no les competía.

La mujer fue dirigida al Centro de Salud Mental (Cesame) para que evaluaran psicológicamente a su hijo. En el lugar llamaron a la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), tras la primera declaración del menor en la que afirmaba que su abuelo ese día apagó la luz del cuarto a donde lo llevó, lo amarró de las manos detrás de la espalda y lo acostó boca abajo, para luego quitarle la ropa y abusar de él con un objeto.

 

ABUELO LO AMENAZÓ CON VOLVERLO A HACER

El menor señaló que tras el ataque, el abuelo lo amenazó con que lo volvería a hacer si le contaba a alguien lo sucedido ese día 18 de junio.

También apuntó que su abuelo “Pancho” lo llevó al monte a enterrar lo que usó para amarrarlo.

En el lugar, Mónica localizó un trozo de sábana enterrado, días después de que su hijo le señaló el hecho, según dijo a investigadores.

 

El menor también fue revisado en el Hospital del Niño, donde indicaron que no tenía lesiones externas, pero no descartaron daño interno provocado por algún objeto, mismo diagnóstico que dio el médico legista de la Pronnif.

El pequeño ahora sigue en terapia, en donde se ha dado a conocer que los abuelos lo maltrataban, por lo que autoridades llevan a cabo la investigación, aunque el hombre no ha sido detenido.

Mónica asegura que su expareja no le cree al menor, quién sufrió por más de cinco días el sangrado.

 

La madre del menor confió en el hombre

- El 18 de junio Mónica dejó a su hijo al cuidado de su abuelo “Pancho” para ir a trabajar.

- Al ir por él detectó que tenía sangrado.

- En el Hospital del Niño y el médico legista de Pronnif detectaron lesiones internas, al parecer hechas con un objeto.

- Ante las autoridades dijo que su abuelo lo amarró, abusó de él con un objeto y luego lo amenazó con repetirlo si decía algo.