Foto: Especial
El regidor de Monclova, Erick Zapata, mencionó que su sobrino de 21 años salió de su domicilio el pasado 12 de abril en su vehículo, para dirigirse a una fiesta a la que nunca llegó

Monclova, Coahuila.- Familiares de Emilio Elguézabal Zapata, joven que desapareció el pasado viernes, temen que pueda ser víctima de la comisión de un delito al no tener información de su paradero.

El regidor de Monclova, Erick Zapata, mencionó que su sobrino de 21 años de edad salió de su domicilio el pasado 12 de abril a las 21:00 horas en su vehículo Mercedes Benz modelo 1997 con placas FLD6263 color gris plata, para dirigirse a una fiesta a la que nunca llegó.

Comentó que hasta el momento nadie se se ha comunicado para informar en dónde se encuentra o qué le pasó.

Este es el vehículo del joven. Foto: Especial

“No sabemos qué haya pasado, pero ya tiene varios días que no llegar y es un joven que no puede vivir sin su familia y sin su celular, el cual ya está apagado posiblemente lo amenazaron”, declaró.

Tanto Erick Zapata como la familia afirma que Emilio, quien estudia una carrera en UANE, es un joven que no tiene problemas, es social, servicial, noble, un buen muchacho que no tenía problemas para que haya tomado la decisión de irse.

Los elementos de la Fiscalía de Personas Desaparecidas informaron que la última ubicación que registró su celular fue en la carretera 57 de Monclova a Saltillo, lo que resulta extraño porque la familia afirmó que no viaja de noche.

Foto: Especial

“Esperamos que pronto regrese o que nos den noticias de él, la Fiscalía ha estado trabajando pero no hay datos nuevos, nadie nos ha dicho nada, está todo muy extraño porque mi sobrino no maneja ni en carretera ni de noche”, dijo el regidor.

Emilio Elguézabal mide un metro con 70 centímetros, tiene tez aperlada, cabello negro corto, ojos café oscuro, complexión regular, tiene un tatuaje en forma de tres triángulos. La última vez que lo vieron fue al salir de su casa y llevaba un pantalón de mezclilla y camisa de cuadros azul. Lo buscan en Monclova y Saltillo.