Zacua es una marca mexicana que iniciará su aventura en este mercado que crece a cada momento. Foto: Especial
Pese a que en nuestro país las marcas y gobiernos han hecho esfuerzos por pintarse de verde, tres problemas han retrasado el boom de los autos eléctricos

Los autos eléctricos son el futuro del transporte mundial, pero en nuestro país no logran avanzar.

Mientras Noruega, Francia, Reino Unido, incluso India y China han prometido erradicar el uso de vehículos que empleen combustibles fósiles hacia 2030, en México nuestro gobierno planea que 90% de los autos mexicanos sean eléctricos hasta 2050, 20 años de retraso respecto al resto.

Te puede interesar

Pese a que nuestro país ha hecho esfuerzos por pintarse de verde, tres problemas han retrasado el boom de los autos eléctricos, los cuales detalla Forbes:

El precio de los vehículos
Ea falta de infraestructura
Ea brecha tecnológica

Según lo ve Tarak Mehta, presidente global de la división de electrificación de productos para la compañía ABB, el primer problema para los consumidores es cuánto va a durar una carga de la batería del vehículo.

Si un automóvil puede recorrer 100 kilómetros con una carga, el conductor no sabe si después de 200 kilómetros habrá un cargador disponible, advierte.

“Los nuevos autos que saldrán en 2019 y 2020 van a llegar más allá de 300 km por carga”, estima Mehta, durante una charla con medios en la feria internacional Hannover Messe.

El segundo problema es la infraestructura. “Para cruzar del sur al norte de México, 500 km de capacidad no es suficiente, necesitas un poco más, necesitas infraestructura”, agrega.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha instalado cerca de 900 puntos de carga en nuestro país, según Jaime Hernádez, director general de la empresa paraestatal.

El problema, es que se concentran mayoritariamente en zonas metropolitanas.

Algunos del los gigantes petroleros, como Shell y Total, han prometido instalar cargadores eléctricos en un intento por adaptarse al cambio de paradigma, pero hasta el momento, sus dichos siguen en la zona de promesas.

Ya hay proyectos de origen mexicano, como Zacua, que planean producir sus propias unidades eléctricas, buscando hacerse un espacio en este creciente sector.