Foto: Especial
Un bebé de menos de un año falleció el sábado pasado en Chicago, tras dar positivo por coronavirus. Hasta entonces era la víctima más joven

Un bebé de seis semanas murió debido al coronavirus, informó el miércoles el gobernador del estado de Estados Unidos de Connecticut, Ned Lamont. “Es con un tristeza que me rompe el corazón que podemos confirmar hoy la primera fatalidad pediátrica en Connecticut ligada a la COVID-19”, dijo en su cuenta Twitter.

“Pensamos que se trata de una de las personas más jóvenes en el mundo que muere debido a complicaciones generadas por el COVID-19”, añadió el funcionario. Las autoridades de Illinois anunciaron el sábado pasado la muerte de un bebé de nueve meses en Chicago, la víctima más joven en los Estados Unidos hasta entonces.

Supuestamente la enfermedad ataca más a adultos y ancianos que a niños, aunque los médicos afirman que no discrimina. Lamont dijo que el bebé de seis semanas, del área de Hartford, “fue trasladado inconsciente a un hospital a fines de la semana pasada y no pudo ser reanimado”.

Los exámenes realizados confirmaron el martes de noche que tenía virus nacido en Wuhan, China en noviembre pasado.

Connecticut es un estado límitrofe con Nueva York, donde se han registrado ya casi 2.000 muertes debido a la contagiosa COVID-19. Lamont dijo al canal ABC que en su estado hay más de 3.500 casos de coronavirus y se han contabilizado 85 muertes. La región de Nueva York es la más afectada por la pandemia en Estados Unidos, con más de 100.000 casos en ese estado y sus vecinos Nueva Jersey y Connecticut.

“Este es un virus que ataca a los más frágiles sin piedad. Esto también subraya la importancia de quedarse en casa y limitar la exposición a otras personas”, señaló Lamont. “Su vida y la vida de los demás pueden literalmente depender de ello”.

El alcalde de Hartford, Luke Bronin, dijo el miércoles, “nuestro corazón está roto por esa familia”, según NBC. “También hemos visto que esta enfermedad puede ser trágicamente impredecible y mortal para personas de cualquier edad”, agregó.

Foto: Especial

El anterior bebé

Un bebé de menos de un año falleció el sábado pasado en Chicago, en el noreste de Estados Unidos, tras dar positivo por coronavirus, según informaron las autoridades sanitarias estatales. Hasta entonces era la víctima más joven de aquel país.

“Nunca habíamos tenido una muerte vinculada con el COVID-19 en un bebé”, dijo la directora del Departamento de Salud Pública de Illinois, Ngozi Ezike, según recoge la cadena NBC. Mientras tanto, se ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias del fallecimiento. “Tenemos que hacer todo lo que podamos para evitar el contagio de este virus mortal. Si no para protegernos nosotros mismos, al menos para proteger a los que nos rodean”, ha apuntado Ezike.

Hay un precedente de fallecimiento de un menor de un año por coronavirus en China, pero en ese caso la víctima tenía una patología previa.

La dramática situación en los Estados Unidos

Estados Unidos registró 884 nuevas muertes como consecuencia del coronavirus en las últimas 24 horas, la cifra diaria más alta en el país desde el inicio de la pandemia. En total, la cantidad de decesos asciende a asciende a 5.000. Las cifras se desprende del sitio web especializado de la universidad Johns Hopkins, que provee estadísticas del avance de la pandemia a nivel global en tiempo real.

El sitio indica a su vez que el total de casos positivos registrados al miércoles a la noche supera los 213.000, lo que implica un aumento de más de 25.000 casos en un día. El país encabeza desde hace días la lista de transmisiones a nivel global y se encamina a duplicar las de Italia, en segundo lugar, que cuenta con aproximadamente 110.500.

Con el objetivo de reducir la propagación del virus, 35 estados han ordenado a sus residentes no salir de sus casas excepto para realizar actividades estrictamente necesarias, mientras que en otros 10 similares medidas rigen en algunas de sus ciudades o condados.

El epicentro de la pandemia en el país se encuentra en el estado de Nueva York, que en su reporte diario del miércoles informó que ya lleva registrados alrededor de 83.000 casos -superando de esa manera la cifra oficial de China- y 1.941 muertes. El gobernador Andrew Cuomo informó que en las últimas 24 horas se reportaron 391 víctimas fatales y casi 8 mil nuevos casos. De esta forma, el balance diario muestra más decesos que en la víspera (332), pero un descenso con respecto a los contagios del martes (9.298).