Foto: Especial
La Fiscalía General de Justicia del Estado de México informó que fue detenido Juan “N”, identificado como el probable homicida de Mariana Joselín de 18 años, el 27 de julio del 2017. Ella salió a la tienda a comprar huevos y jamón para el desayuno

Ecatepec, Méx. La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó que fue detenido Juan “N”, identificado como el probable homicida de Mariana Joselín Baltierra, una joven de 18 años, quien fue encontrada sin vida en un inmueble utilizado como carnicería en este municipio en julio de 2017.

La dependencia explicó que el sujeto fue detenido en el estado de Oaxaca por una orden de aprehensión vigente y por quién había una recompensa de hasta 500 mil pesos a quien aportará datos útiles que llevarán a su localización y detención.

Señaló que el 28 de julio de 2017 fue encontrada sin vida la joven y las investigaciones permitieron establecer que la víctima habría salido de su casa, en la colonia Las Américas, hacia una tienda cercana, y en el trayecto fue interceptada por este individuo quien la habría llevado hasta una habitación de un inmueble ocupado como carnicería donde la privó de la vida.

Agregó que Juan “N” fue señalado como el probable partícipe de estos hechos, quien trabajaba en esa carnicería y le era permitido vivir en una habitación contigua, dentro del mismo inmueble donde fue encontrado el cuerpo de la joven.

El detenido. Foto: Especial
Mariana Joselín Baltierra. Foto: Especial

Destacó que con los datos de prueba recabados fue otorgada por la autoridad judicial la orden de aprehensión, con lo que comenzó la búsqueda de este sujeto, quien después de haber cometido este crimen huyó del estado de México.

“Las labores de inteligencia derivaron en la posible ubicación de este individuo en el estado de Oaxaca, entidad a la que se trasladó personal de investigación y mediante un oficio de colaboración con autoridades de esa entidad federativa se llevaron a cabo diversas diligencias para dar con el paradero de este sujeto”.

Abundó que después de realizar varios recorridos en la zona centro de la Ciudad de Oaxaca, en donde se tenía conocimiento que pudiera estar este individuo, el día de ayer, 29 de agosto, fue localizado en Calle Burgos, esquina con calle Bustamante, colonia Benito Juárez Centro, lugar donde se dio cumplimiento al mandamiento judicial sin realizar disparos de arma de fuego.

Una vez detenido, el sujeto fue trasladado vía aérea desde Oaxaca al estado de México, donde fue ingresado al penal de Chiconautla, sin embargo se le debe considerar inocente hasta que sea dictada una sentencia condenatoria en su contra.

Mariana había salido a comprar alimentos para desayunar. Foto: Especial

El terrible crimen

El jueves 27 de julio del 2017 Mariana Joselín Baltierra llevaba una camiseta amarillo fluorescente, unos leggins negros y unos tenis morados. Había salido a la tienda a comprar algo. Eran las nueve de la mañana. En su camino pasaría por la carnicería del chico de los ojos achinados y pecas. A un lado, la señora de la tortillería ya había abierto y el siguiente local era su destino. Un trayecto de 200 metros a plena luz del día. Fácil, cerca, seguro. Baltierra conocía uno de los mantras que se repiten en todo el Estado: "Evita caminar sola en calles poco transitadas". Aquella recomendación, más propia de un familiar o un amigo preocupado, la hace el Gobierno en su página web. 

El lugar donde ocurrió el horrendo crimen. Foto: Especial

No contaba con aquel joven extraño, de 28 años, que llevaba 15 días trabajando y viviendo en ese local de carne, Carnicasa. El dueño del establecimiento le había dejado un lugar para dormir en una habitación en el piso de arriba de la tienda. Había llegado hace poco al barrio porque unos meses antes había intentado matar a su madre, según una denuncia que hizo su hermana a la Policía. Pero aquello no se sabría hasta unos días más tarde. 

Ese jueves, como cada último de mes, el local estaba cerrado, y él tomaba el aire en la puerta de su casa. Mariana pasó por delante. Y solo lo haría una vez. La Policía que investiga el caso sospecha que él la agarró contra su voluntad y la introdujo al interior del local. Los víveres que compró en la tienda quedaron esparcidos por el pasillo. Junto a la entrada de la carnicería pegaron un cartel con su foto: "Persona no localizada, ayúdanos a encontrarla".

El lugar donde ocurrió el horrendo crimen. Foto: Especial

Nadie supo entonces que detrás de aquella cartulina que estaban colocando, del otro lado de esa pared, estaba el cadáver de Mariana. Tendido sobre el piso, como uno de aquellos animales de la tienda. Le habían abierto el abdomen y habían dejado que se desangrara. Parte de sus intestinos se habían escapado de su cuerpo y las huellas ensangrentadas de sus manos se quedaron para siempre sobre aquel piso grisáceo, frío. El que perpetró aquello también la violó.