Uno de los profesionales cocinando un postre con los elementos de una de las cajas Foodinthebox. Foto: EFE/Cedida
Varias compañías han puesto de moda los kits para cocinar, unas cajas que se entregan en el domicilio del usuario y contienen los ingredientes e instrucciones para preparar postres y platos "gourmet".

Invitar a comer a casa a nuestros amigos, organizar una cena de pareja, pasar una tarde tomando café con 'brownies', o preparar la comida con los niños de la casa, se está convirtiendo en una actividad de ocio cada vez más generalizada.

Esto es así gracias a una de las nuevas tendencias de moda: los kits para cocinar, cajas que se envían a la casa bajo pedido y que contienen sencillas instrucciones ‘paso a paso’ y los ingredientes necesarios para preparar recetas culinarias. 

El funcionamiento de este sistema que traslada el concepto de ‘hágalo usted mismo’ a la cocina es sencillo: el usuario entra a una página web, elige las recetas que le apetecen y, en un plazo máximo de 48 horas, recibe una caja con todos los ingredientes y sus recetarios bien explicados.

En Estados Unidos cada vez son más los que optan por preparar comida en casa para sorprender a sus invitados,  y allí ya operan empresas emergentes con valoraciones millonarias, como Blueapron o Hellofresh, que tiene sucursales en algunos países europeos.

Otras empresas estadounidenses como Chef’d,  hacen colaboraciones con superestrellas de la Liga Nacional de Futbol Americano NFL, reconocidos chefs, nutricionistas o   grandes medios de comunicación, para que todo el que quiera pueda cocinar sus platos de esa manera.

Para conocer este nuevo modelo culinario que está despuntando a nivel internacional y que algunos califican como una “revolución de la cocina”, Efe ha hablado con uno de sus exponentes, Foodinthebox , puesta en marcha por los emprendedores Fabián León, chef finalista del concurso gastronómico televisivo ‘Masterchef’, y Álvaro Cuesta.

LA COCINA SE CONVIERTE EN DIVERSIÓN

Los kits son lo último en ocio gastronómico, que consiste en concebir la cocina, no como necesidad diaria, sino como un plan que uno organiza, acompañado o solo, enfocado en disfrutar de la cocina, tratar con los ingredientes y degustar la comida", explica a Efe Cuesta, cofundador de la compañía junto a León.

Cuesta cree que la cocina se ve ahora como una forma de ocio para disfrutar con los niños, la pareja o los amigos, gracias a la explosión gastronómica que hay en los programas de televisión y las redes sociales, al incremento de la calidad de los restaurantes y, por tanto, de las expectativas de los clientes, y a que la gente busca hacer platos más sofisticados cuando tiene visita.

Respecto del auge de los 'kits para cocinar', opina que “obedece a que es una opción más económica y con menos complicaciones a la hora de organizar un plan, y a que existe una necesidad e interés por cocinar platos nuevos y originales”.

Imagen de los ingredientes presentados en una caja regalo para elaborar una tarta de zanahorias. Foto: Foodinthebox

"Los kits simplemente son un avance para hacer el cocinado de recetas más divertido, pero sobre todo mucho más cómodo, ya que incluyen las formas de elaboración bien explicadas junto a los ingredientes necesarios para prepararlas", señala Cuesta.

La idea es facilitar a todo el mundo para que pueda preparar recetas en casa elaboradas por grandes chefs a un precio asequible” asegura Cuesta, añadiendo que ya disponen de “más de 70 recetas de todo tipo y para diferentes situaciones como para ver el partido, meriendas, cena romántica, cocinar con niños...”.

Según Cuesta existen muchas fricciones en el proceso de preparar platos, ya que la persona suele buscar una receta en internet o un libro, luego dedicar tiempo a ir al supermercado a buscar los ingredientes y esperar todas las colas desde la carnicería hasta la línea de caja, y finalmente utiliza una receta que puede que no entienda bien o con tecnicismos culinarios.

El proveedor de kits hace este trabajo por el cliente, según Cuesta, “ya que  busca los ingredientes, los dosifica para que no haya equivocaciones con las cantidades y los entrega a domicilio, junto con unas instrucciones, redactadas de tal manera que el plato le salga correctamente y en lenguaje cercano”.

Recalca que cada receta deber pasar por hasta ocho filtros de control y calidad "para que sea lo más comprensible posible y cercana al resultado que queremos lograr".

TODO COMENZÓ EN SUECIA

La idea de los denominados “meal kit delivery” (entrega de kits de comida) surgió en 2008 de la mano de la 'startup' sueca Linas Matkasse y,  a raíz de su éxito, empezaron a surgir modelos de negocio similares por Europa y Estados Unidos como Hellofresh o Blue Apron, según este experto.

“Otros de los referentes estadounidenses son Plated, situado en Nueva York y Peachdish en Atlanta; y también es conocido Gousto en Londres, Reino Unido, entre muchos otros”, añade.

Hasta hace poco el modelo se basaba en el envío de kits saludables para cocinar una o dos veces a la semana, mediante una suscripción y dando a elegir entre 3 y 5 platos, pero ahora han aparecido empresas que ofrecen entregas en menos de 24 horas y decenas de recetas: desde postres como ‘cheesecake’ con frambuesas, hasta platos exóticos como el pollo Rogan Josh con Naans indios, o un tartar de salmón y aguacate”, señala.

Imagen de los ingredientes y las instrucciones que llegan en la caja para convertirnos en unos cocineros gurmé. Foto: EFE/Cedida

Consultado por Efe sobre los tipos de platos más demandados en cajas a domicilio, Cuesta señala que  tienen mucha fuerza los platos para preparar cenas románticas, al igual que los postres y cenas de comida internacional, donde los ingredientes son difíciles de conseguir o bien son recetas que no estamos acostumbrados a cocinar diariamente.

"Por otro lado,  están empezando a funcionar muy bien las recetas de autor, que son de conocidos chefs que ofrecen a sus seguidores una manera de poder comprar los ingredientes para hacer sus recetas a través de nuestra plataforma", recalca.

Sobre su consejo para quienes incursionan por primera vez en los kits, Cuesta indica a Efe:

"Recomendamos que se animen a probar todo tipo de recetas,  conozcan con antelación el tiempo que le va a llevar cocinar los platos y tengan a mano los utensilios que se necesitan, los cuales, en el futuro, también podrán adquirirse  para facilitar aún más las cosas", concluye Cuesta.

Ingredientes y elementos que entraban en una de las cajas “gourmet” que se utilizan para elaborar unos muffins de chocolate blanco y frambuesas. Foto: Foodinthebox

DESTACADOS:

* El funcionamiento de este sistema que  traslada el concepto de ‘hágalo usted mismo’ a la cocina es sencillo: el usuario entra a una página web, elige las recetas que le apetecen y, en un plazo máximo de 48 horas, recibe en casa una caja con todos los ingredientes y sus recetarios.

* Estos kits son lo último en ocio gastronómico, que concibe la cocina "no como necesidad diaria, sino como un plan que uno organiza, acompañado o solo, enfocado en disfrutar  cocinando, tratar con los ingredientes y degustar la comida", explica a Efe Alvaro Cuesta, cofundador de Foodinthebox.

* “Esta nueva tendencia, que se inició en Suecia, crece en EU, donde cada vez más personas optan por preparar comida en casa para sorprender a sus invitados”,  explica Cuesta a Efe.

Por Rocío Gaia EFE/Reportajes

Muffins de chocolate blanco y frambuesas una vez resuelto el "problema" culinario que nos ofrece la caja gastronómica. Foto: Foodinthebox