César Duarte, exgobernador de Chihuahua / Foto: Archivo
La Sala Superior confirmó la decisión de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, que decretó la expulsión del ex mandatario estatal, prófugo de la justicia y acusado por el desvío de recursos durante su administración

Ciudad de México.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), confirmó la expulsión definitiva del ex Gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De acuerdo con medios nacionales, la Sala Superior confirmó la decisión de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, que decretó la expulsión del ex mandatario estatal, prófugo de la justicia y acusado por el desvío de recursos durante su administración.

Por unanimidad y sin discusión, los magistrados aprobaron la resolución propuesta por el magistrado ponente José Luis Vargas, quien desechó argumentos del ex Gobernador que pretendían desacreditar la valoración de pruebas técnicas en su contra y demostrar posible afectación de sus derechos político electorales con la expulsión.

La sentencia dice que no hay afectación de sus derechos político electorales, sino solo de sus derechos partidistas, pues el ahora ex priista tiene otras vías de participación política, incluida la vía independiente.

TRAS 3 AÑOS, PRI EXPULSA A DUARTE

La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI aprobó la expulsión de César Duarte Jáquez, ex Gobernador de Chihuahua, “por razones jurídicas debidamente fundamentadas”.

De acuerdo con información publicada por medios nacionales, en la resolución también se establece que “por ningún motivo podrá reafiliarse”, debido a que su conducta se contrapone con los estatutos del tricolor.

Duarte fue expulsado por el partido luego de que Armando Barajas Cruz, consejero del PRI, interpusiera una denuncia ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria contra Duarte, por considerar que sus acciones como gobernador de Chihuahua violaron la normativa interna del partido y dañaron la imagen ante la ciudadanía en general.

A pesar de que la queja se presentó desde julio de 2016, la comisión del PRI resolvió prácticamente tres años después expulsar a César Duarte de sus filas; sin embargo, el acto que fue impugnado por el ex gobernador el 18 de febrero pasado, ante el órgano jurisdiccional por no haber sido emplazado, por lo que se revocó la determinación y se ordenó reponerle el proceso.

No obstante, 25 de marzo de este año, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI emplazó al ex priista a través de su apoderado legal, y el 16 de mayo siguiente, dicho órgano declaró fundada la sanción y su expulsión del partido, decisión que hoy fue confirmada.