Estaba programado que NASCAR corriera el domingo en Atlanta Motor Speedway sin espectadores que cancelará este fin de semana y la carrera de la próxima semana en Homestead-Miami Speedway. Foto: AP
Debido a la crisis del coronavirus COVID-19 en EU las carreras de autos de la NASCAR y la IndyCar fuen puestas en cuarentena hasta finales del mes de abril.

NASCAR y IndyCar revirtieron curso y cancelaron hoy sus carreras del fin de semana, con IndyCar suspendiendo su temporada hasta el final de abril debido a la epidemia de coronavirus.

NASCAR suspendió solamente la carrera del domingo en Atlanta y la del fin de semana en Miami. Ambas se iban a realizar sin espectadores.

IndyCar iba a inaugurar su temporada el domingo en las calles de St. Petersburg sin espectadores. Fórmula Uno canceló ya su carrera inaugural de temporada en Australia y anunció el aplazamiento de las carreras en Bahréin y Vietnam.

Luego de ponderarlo cuidadosamente, incluyendo comunicaciones regulares con nuestros promotores, funcionarios de salud y administradores municipales en nuestros mercados respecto al COVID-19, hemos tomado la decisión de cancelar todos los eventos en abril”, dijo IndyCar. “La seguridad de nuestros fanáticos, participantes, personal, socios y la prensa siempre serán nuestra prioridad máxima”.

El campeón defensor de la serie Josef Newgarden se enteró de la cancelación parado en el vestíbulo de su hotel, a unos pocos metros de la entrada al circuito callejero.

Vivimos en tiempos locos”, dijo.

NASCAR a su vez dijo que la decisión de aplazar las próximas dos semanas de su serie “es por el interés de la seguridad y el bienestar de nuestros fanáticos, competidores, funcionarios y todo el mundo asociado con nuestro deporte”.