Foto: Especial
Expertos cuestionan que Gobierno sólo ‘patea el bote’ de los pasivos que carga la petrolera. Acuerdan fondo por 8 mil mdd; debe sólo de intereses 28 mil mdd

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó ayer un acuerdo con HSBC, Morgan y Mizuho Securities con el que le da un “suspiro insuficiente” a Pemex, que hasta antes del anuncio debía 28 mil 800 millones de dólares de intereses.

Por su parte, los expertos cuestionan que el Gobierno sólo “patea el bote” de los pasivos que tiene Petróleos Mexicanos. 

Ayer, Obrador anunció la firma de un acuerdo con HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities para ampliar un fondo revolvente para Petróleos Mexicanos (Pemex) por 8 mil millones de dólares.

“Vamos a suscribir un acuerdo que consiste en ampliar un fondo revolvente, un fondo que se pone a disposición de Pemex. Existía ya un acuerdo en este sentido, pero ahora este fondo se amplía, estaba firmado a tres años y ahora se amplía a cinco años”, dijo.

Por otra parte, Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, explicó que el acuerdo consiste en el refinanciamiento de deuda por un monto de 2 mil 500 millones de dólares más la renovación de dos líneas de créditos hasta por 5 mil 500 millones de dólares.

El directivo señaló que el proceso de negociación para alcanzar el acuerdo con los tres bancos fue de cinco meses.

Romero Oropeza subrayó que el documento no representa la contratación de nueva deuda para la empresa productiva del Estado.

“Con la presente renegociación no estamos contratando deuda, al contrario, estamos mejorando las condiciones financieras de lo que ya se debía desde administraciones pasadas”, indicó.

López Obrador subrayó que la firma del acuerdo es una muestra de la confianza de las instituciones financieras en la economía nacional.

“Agradezco mucho a los bancos que tomaron la iniciativa de darnos su apoyo. Su confianza será correspondida”, mencionó.

“Creemos que tanto la administración de Pemex como la Secretaría de Hacienda están tomando diversas acciones para el fortalecimiento de la empresa”, dijo. Con información de AgenciasVamos a suscribir un acuerdo que consiste en ampliar un fondo revolvente, un fondo que se pone a disposición de Pemex”.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República

BUENA PARA CORTO PLAZO, PERO NO RESUELVE PROBLEMA DE FONDO

El acuerdo que logró Pemex con los bancos de inversión para renovar dos líneas de crédito y ampliarlas a un plazo límite de 5 años, es una buena estrategia de corto plazo, que no representa un endeudamiento adicional para la petrolera ni para el país, explicaron el director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal y estrategas de negocios de Welligence Energy Analytic y GMEC.

No obstante a la señal positiva, que sí otorga tiempo a la petrolera para enfrentar sus compromisos de pago en los próximos tres años, no resuelve el problema de fondo que es su viabilidad financiera de largo plazo coinciden también el Director de la consultoría GMEC, Gonzalo Monroy y el Vicepresidente de la Consultora Welligence Energy Analytic, Pablo Medina.

Hasta antes del anuncio, Pemex debía pagar 28 mil 800 millones de dólares de intereses y amortizaciones de deuda en 2020, 2021 y 2022. Tras el anuncio, queda claro que compraron tiempo y patearon el balón para más adelante, acota Monroy.

La administración del banco tiene plena confianza en la empresa y por eso nuestro interés de participar en la operación”
Felipe García Moreno, presidente de JP Morgan en México

Los tres especialistas concuerdan en que la viabilidad financiera de Pemex podría conseguirse con una estrategia de negocios que además reduzca las ineficiencias de la petrolera y genere ingresos.

‘Tenemos una gran confianza en Pemex’

La participación de JP Morgan en el acuerdo es “una muestra de la gran confianza” en la empresa y en el Gobierno de México, afirmó Felipe García Moreno, presidente del banco en el país.