Fabio Gentiloni, presidente de la Canirac | Foto: Vanguardia
Serían mil 500 los negocios de comida los que dejarían de abrir en Coahuila
Los socios de la Canirac han invertido mucho en todos los insumos que implica prevención de la pandemia”.

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados alertó que de regresar al semáforo rojo en Coahuila, alrededor de 400 restaurantes en Saltillo no volverán a abrir sus puertas por la afectación que eso les causaría.

En la más reciente sesión del Subcomité Técnico Regional COVID-19 Sureste, Coahuila se declaró en sesión permanente para reforzar las acciones y protocolos necesarios con la finalidad de prevenir un rebrote de contagios por esa enfermedad.

Asimismo, se determinó la prohibición de las fiestas de Halloween y el cierre de panteones durante el próximo fin de semana.

Se estableció también que se evitarán altas concentraciones en restaurantes, bares y se vigilarán las fiestas privadas.

Fabio Gentiloni, presidente de ese gremio empresarial, dijo que esa cantidad representa el 20 por ciento de los socios adheridos a esa cámara en la Región Sureste de la entidad.

Añadió que esa cifra se podría elevar hasta a mil 500 negocios que cerrarían definitivamente en todo el Estado.

Precisó que en Saltillo, alrededor de 20 mil familias dependen del sector restaurantero.

“Va a ser un tema bastante complicado para toda le gente que depende de esto y para todos los proveedores”, mencionó.

Gentiloni admitió que algunos restauranteros han detectado casos positivos de COVID-19 entre sus empleados, sin embargo, aseguró que se han encontrado a tiempo y se ha aislado a las personas.

Indicó que los socios de la Canirac han invertido mucho en todos los insumos que implica prevención de la pandemia, como termómetros, geles, cubrebocas, tapetes sanitizantes, entre otros productos.

“Los restaurantes de la Canirac somos conscientes de lo que está pasando y no podemos bajar la guardia, donde la bajemos vamos a tronar, entonces hay que seguir trabajando en conjunto con las autoridades y con los clientes”, mencionó.

Mal sabor

La afectación por un segundo rebrote sería fatal para un buen numero de restaurantes.

2 mil comercios adheridos tiene la Canirac en la ciudad.

20 por ciento estaría en riesgo de cerrar, de regresar el semáforo rojo a Saltillo.

Mil 500 restaurantes cerrarían definitivamente a nivel estatal.

20 mil familias dependen de la industria restaurantera en Saltillo.