Luis Martín Barraza Beltrán, sacerdote / Foto: Sandra Gómez
Se facilitará la colocación de carteles informativos del censo en las iglesias y los presbíteros invitarán a los feligreses a recibir a los encuestadores

Torreón, Coahuila. -  El Obispo de Torreón, Luis Martín Barraza Beltrán, invitó a los sacerdotes, religiosos y laicos de la Diócesis de Torreón, a atender con generosidad y en la medida de las posibilidades, la solicitud de apoyo para la realización del Censo de Población y Vivienda 2020.

En la Circular No. 5 de este año, comunica que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) llevará a cabo el Censo de Población y Vivienda 2020, del 2 al 27 de marzo próximo y para tal efecto solicita el respaldo de la iglesia diocesana.

Pide facilitar los espacios que sean posibles dentro de las instalaciones parroquiales y al mismo tiempo invita a la comunidad, para que, acercándose más la fecha, motiven a las comunidades sobre la importancia del censo y la necesidad de estar dispuestos a contestar con toda claridad las preguntas.

Se podrán a disposición del INEGI aquellas parroquias que cuentan con aulas multimedia con capacidad entre 30 y 35 personas, equipadas con sillas y pintarrón.

En noviembre del año pasado, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y el INEGI firmaron un convenio de colaboración mediante el cual la iglesia apoyará la difusión y realización del censo 2020 y propiciará un mayor aprovechamiento de sus resultados.

En la Diócesis de Torreón se facilitará la colocación de carteles informativos del censo en las iglesias y los presbíteros invitarán a los feligreses a recibir a los encuestadores.

Finalmente hace énfasis en que la ejecución del censo es un ejercicio que nos ayudará a contar con datos más certeros sobre la iglesia y la evolución de la población según su credo.