Personaje. Carlos Manuel Valdés describe a Don Dieguillo fue un hombre fuera de lo común. | Foto: Orlando Sifuentes
El historiador Carlos Manuel Valdés, con la ayuda de Celso Carrillo, rescata la historia del dirigente indio
(Don Dieguillo Estuvo a caballo entre la relación con los españoles y la relación con los indios y a pesar del servicio que prestó a los frailes (...) lo trataron muy mal”
Carlos Manuel Valdés, historiador e investigador

La colonización del norte de la Nueva España fue un proceso complejo. Los nómadas de estas regiones no aceptaron el modo de vida que los españoles quisieron imponer y esto originó violentos encuentros.

Pero su resistencia no fue una simple necedad pues con inteligencia, estrategia y diplomacia aprendieron de su enemigo, convivieron en ocasiones con él y hasta llegaron a dominar la lengua española, domesticaron caballos y usaron armas de fuego.

Uno de los dirigentes que formó parte de esta lucha por la supervivencia ante el exterminio fue don Dieguillo, un personaje rescatado de muy diversos documentos por el historiador Carlos Manuel Valdés, en colaboración con Celso Carrillo Valdez, quienes en el libro “Entre los ríos Nazas y Nadadores: don Dieguillo y otros dirigentes indios frente al poderío español” cuenta buena parte de su historia y la de otros líderes similares.

En entrevista con VANGUARDIA el investigador contó algunos de los pormenores de este texto, el trabajo que llevó a cabo y lo que significa para la historia del norte mexicano conocer esta información.

“Habla sobre los dirigentes indios del siglo 17 hasta el 18, es decir casi desde la pretendida fundación de Coahuila, porque ya había sido fundada varias veces”, comentó, “don Dieguillo es una persona que estuvo presente todo este tiempo, hasta 1717, es un señor que vive casi cien años, posiblemente más porque no tenemos la fecha de su muerte”.

Este hombre protegió y representó a diversos grupos étnicos de la región de los intereses económicos españoles, con cercano apoyo de las misiones franciscanas, a las que también defendió.

“Es un hombre fuera de lo común. Estuvo a caballo, digamos, entre la relación con los españoles y la relación con los indios y a pesar del servicio que prestó a los españoles, especialmente a los frailes franciscanos y jesuitas de acá de Parras los españoles lo trataron siempre muy mal e incluso, ahí se puede leer, el virrey exigió que le llevaran la cabeza de don Dieguillo”, relató.

“Es decir, lo consideraba el enemigo del imperio, cosa que me parece muy importante desde el punto de vista político porque la importancia que le dan es extraordinaria y se me hace incluso desmedida”, añadió.

Su inteligencia resultó amenazadora para muchos gobernantes y fue víctima de varios intentos de asesinato.

“Estuvimos buscándolo en diversos archivos, el primero que había aparecido era de aquí de Saltillo, un informe donde el virrey pide que el gobernador de Coahuila le envíe la cabeza de don Dieguillo y la de sus secuaces”, expresó, “desde ese momento empezamos a buscarlo porque dijimos, ¿quién será este señor indio que es tan importante?”

Este y otros episodios de don Dieguillo y las formas en que él logró sobrevivir y continuar al frente de su gente, protegiéndolos de los invasores, se encuentran en el libro que contó con el trabajo de recopilación de Celso Carrillo, quien encontró gran parte de las fuentes y que fue publicado por la Secretaría de Cultura.