Foto: Especial
Se llamaba Santiago Hernández Olivares, y según lo publicado por Presencia Noticias, los padres no tenían con quien dejar al menor y por eso se lo llevaron al evento

VERACRUZ.- El bebé que había asistido a una fiesta en Minatitlán, Veracruz, y que un comando armado mató a quemarropa acaba de cumplir un año, el pasado 17 de abril. 

Se llamaba Santiago Hernández Olivares, y según lo publicado por Presencia Noticias, los padres no tenían con quien dejar al menor y se lo llevaron al evento.

Según el diario local de Veracruz, las balas le atravesaron el cuello y murió junto a su padre, la noche del viernes.

Foto: Especial
Foto: Especial

La madre del menor aun se encuentra hospitalizada y la reportan como grave.

En este ataque armado murieron 13 personas, entre ellas, el dueño del lugar.