Especial
Para ahondar sobre el tema, Salvador Ferrer manifestó que entre esas fechas, las comisiones no han mostrado un interés real en el tema, y por otro lado en los Registros de Atención a Víctimas, en la entidad hay sólo seis personas contempladas para reparación del daño

Mientras que las cifras por el delito de tortura han permanecido a lo largo de los últimos cinco años como un mecanismo para obtener información y realizar imputaciones desde los aparatos de procuración de justicia y seguridad pública, la organización civil Documenta, A.C., informó que además de la ausencia de sentencias contra elementos, las comisiones de derechos humanos no han contemplado en su totalidad el tema.

Tras revelar que desde 2014 existen al menos 968 carpetas de investigación por el delito de las cuales no hay ninguna sentencia, Ángel Salvador Ferrer, coordinador del programa contra la tortura en Documenta, informó que en lo que respecta a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Coahuila, también existe ausencia en las investigaciones y de acuerdo con los datos, en los mismos cinco años, el órgano estatal solo ha emitido 4 recomendaciones.

 

“En Coahuila igual que en el resto de México, este delito goza de mucha impunidad. Esto no solo ocurre dentro de los mecanismos jurisdiccionales, pues lo que tiene que ver con organismos de derechos humanos tampoco vemos que se hayan concluido investigaciones o se hayan dado muchos pasos”, expresó.

Para ahondar sobre el tema, Salvador Ferrer manifestó que entre esas fechas, las comisiones no han mostrado un interés real en el tema, y por otro lado en los Registros de Atención a Víctimas, en la entidad hay sólo seis personas contempladas para reparación del daño.