Foto: Internet
Un trabajador del lugar que prefirió el anonimato, informó que el cantante fue paciente del sitio; sin embargo trabajadores del lugar lo han negado

Ayer en medio de la controversia sobre en dónde se encontraba el cuerpo de José José y la exhaustiva búsqueda que han emprendido sus hijos mayores José Joel y Marysol Sosa, salió a la luz un dato que dejo helado a más de uno y que entristeció a propios extraños.

Y es que la compositora Lolita de la Colina reveló al programa Ventaneando que el cantante pasó sus últimos días en un hospicio de la Universidad de Miami.

 

 

Tras el escalofriante dato, la revista Quién salió a investigar el hecho con un miembro de Vitas, nombre del lugar, confirmando así que “El Príncipe de la Canción” fue paciente en sus instalaciones.

“Sé de quién me estás hablando, estoy al tanto, porque mientras estuvo aquí fue un muy buen paciente y lo lamento mucho (su muerte)”, expresó la fuente que prefirió no confirmar si José José murió en sus instalaciones médicas, que de acuerdo a lo que se lee en el sitio web tiene “un enfoque individualizado para cada paciente que cuidamos”.

 

Equipo de comunicación de la empresa VITAS Healthcare, informó a VANGUARDIA que "El Príncipe de la Canción" no recibió servicios de hospicio al final de su vida por parte de su equipo.

La única persona que ha manejado a detalle la información sobre los cuidados en el lugar que habría recibido el cantante mexicano fue la compositora Lolita de la Colina.

De acuerdo con el portal de Vitas, su meta “es ayudar a nuestros pacientes y a sus seres queridos a transitar un momento difícil”. En la información que se otorga se describen las comodidades y la atención que El Príncipe de la Canción abría recibido de internarse ahí.

El lugar está conformado por 12 habitaciones privadas, actividades para niños, computadora y acceso a Internet, televisores de pantalla plana en las habitaciones, baños privados, habitación privada tranquila, sala familiar compartida, cocina compartida, duchas para los visitantes, lavadora y secadora para huéspedes, entre otros servicios

 

En la revista Quién confirmaron que la enfermedad de El Príncipe de la Canción era terminal (un pronóstico de 6 meses) y que optó por cuidados paliativos, pues presentaba un deterioro funcional, una alteración en el estado nutricional, disminución en la tolerancia a la actividad física, en la capacidad cognitiva y otras afecciones comórbidas.

Hasta el momento se desconocen los verdaderos motivos de la muerte de José José, tampoco cómo pasó sus últimos momentos. La información sobre el 

Con información de Quién