Llaman expertos a no minimizar señales de alerta al verbalizar tendencias. ARCHIVO
Pese a crisis, intentos también se han visto frenados hasta en un 52 por ciento. En contraste, en la Carbonífera y región Norte ya van más muertes que todo 2019

Pese a la crisis económica y sanitaria por la pandemia, los suicidios se han frenado en la Región Sureste, según cifras de las autoridades.

Hasta julio de este año, la Fiscalía General del Estado (FGE) reportó al menos 267 intentos de suicidio, el año pasado a esta misma altura del calendario sumaban 559. Es decir, ha habido una baja de 52 por ciento.

Asimismo se tienen contabilizados 46 suicidios que se consumaron en los primeros siete meses del año, apenas el 45 por ciento de lo reportado por la FGE en todo 2019. Según datos del Centro de Información de VANGUARDIA, entre enero y julio de 2019 iban 73 suicidios. Es decir, también habrían caído 37%.

Esta reducción en el número de muertes autoinfligidas contrasta con lo reportado a nivel nacional. El pasado 15 de agosto, Carmen Fernández, directora general de los Centros de Integración Juvenil, aseguró que en la pandemia se incrementó el porcentaje de jóvenes que comete suicidio.

En ese tenor, las delegaciones Carbonífera y Norte I de Coahuila, ya suman más suicidios hasta julio de este año que todo 2019, de acuerdo con cifras de la FGE.

LLAMAN A NO DESCUIDAR LA SALUD MENTAL

Teresita Barrientos Narváez, coordinadora de Psicología del DIF Saltillo, explicó en entrevista que lo importante es no minimizar las señales de alerta habituales que las personas verbalizan sobre la idea de suicidarse, con frases como “la vida no merece la pena”, “lo que quisiera es morirme” o “las cosas no van a mejorar nunca”.

“Es importante atender a toda la familia, pues la ideación suicida es un hecho que además de afectar a quien lo intentó, causa secuelas como culpa, ansiedad o amenaza en la familia.

“Sin embargo, la mayoría de las personas ponen su salud mental en segundo plano y es algo que debemos desmitificar, la salud física es tan importante como la salud mental”, expresó Barrientos.

El DIF Saltillo, ha brindado orientación telefónica y presencial a otras 500 personas que atraviesan episodios de ansiedad, trastornos del sueño, irritabilidad y otros estragos mentales que provocó el aislamiento social.( Con información de Ana Luisa Casas )