Martí Batres, presidente del Senado | Foto: Especial
El senador dijo que cada pueblo consigue sus propios cambios democráticos como lo hizo México en 1988 y 2006; aseguró que lo que deben hacer los mexicanos es preocuparse primero por los problemas de su país

El presidente del Senado, Martí Batres, dijo que México debe resolver sus problemas y Venezuela los suyos, al señalar que en nuestro país ya hubo elecciones muy cuestionadas en 1988 y luego en 2006, sin que el pueblo le pidiera ayuda a otros países o instancias internacionales para resolver sus problemas políticos. 

“Este cambio que tuvimos en México en 2018 fue logrado por los mexicanos. Este cambio que tuvimos en México en favor de la democracia ni se importa, ni se exporta. Fue logrado por los mexicanos, lo consiguen los pueblos con sus propias luchas”, resaltó. 

Respecto a la crisis política que atraviesa Venezuela, puntualizó que lo primero que deben hacer los mexicanos es preocuparse por su país, pues aunque hay muchos problemas en el mundo en regiones como Asia, zonas de Europa, en la propia América Latina con los migrantes, México tiene sus propios problemas y debe atenderlos de manera prioritaria. 

 

“También nosotros tenemos problemas y si no queremos que nos venga a decir cómo debemos resolverlos, hay que hacerlo; no digo que debamos tener una política exterior pasiva, sin embargo, debe ser apegada a los principios de la Constitución”. 

Se pronunció porque México sí coadyuve al diálogo si las partes así lo solicitan, pero siempre en función de la postura que defina la Cancillería.