Alertas. Diputados manifestaron su preocupación por la ola de sucesos violentos en los que se han involucrado menores de edad. / HÉCTOR GARCÍA
Exhortan a Pronnif y Sedu a crear políticas públicas dirigidas a este sector de la población

Los diputados del PRI en el Congreso local exhortaron, por medio de la diputada Martha Garay, a la Secretaría de Educación y a la titular de la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), Yezka Garza, a generar en conjunto una serie de políticas públicas para de prevención de la violencia en jóvenes, ante la ola de sucesos violentos en los que se han involucrado menores de edad, viralizados desde que inició el año.

Mediante este punto de acuerdo, los diputados del Congreso del Estado exhortaron a estas dependencias gubernamentales a formar acciones establecidas ante la Ley para la Prevención, Atención y Contención de la Violencia, en los cuales los jóvenes sean los principales protagonistas.

 

Con ello, dijeron que la intención primordial es apostar a la promoción de ‘’la cultura de la paz y los derechos humanos entre los educandos en la entidad’’.

Ante esta situación, podrían completarse la serie de retos que prometió llevar a cabo durante este año la titular de la Pronnif, Yezka Garza, quien durante su comparecencia por el quinto informe del gobernador Moreira, mencionó que durante este último año de la administración gubernamental, su principal reto sería convertir las prácticas efectivas de la Pronnif en políticas públicas.

 

JÓVENES EN RIESGO
En el mismo tenor, el legislador Julián Eduardo Medrano, también del PRI, propuso a los diputados y diputadas del Congreso solicitar a tres dependencias gubernamentales, avances e informes en breve, respecto a los programas que se han implementado en diversas zonas de la entidad para la detección de casos de jóvenes con trastornos psicológicos.

Los informes solicitados mediante el punto de acuerdo aprobado por unanimidad, deben incluir los programas que están en existencia, implementados por parte de la Secretaría de Salud, Secretaría de la Juventud y Secretaría de Educación, para la detección de conductas y trastornos suicidas, así como padecimientos de depresión en menores dentro del Estado de Coahuila.

 

La legislatura acordó que el punto de acuerdo se aprobó con la finalidad de brindar a estas dependencias, y facultarlas para elaborar protocolos que erradiquen estos actos en la sociedad coahuilense.

Aunque no se destinó una fecha límite para la presentación de los informes, VANGUARDIA publicó el día de ayer que por lo menos la Sedu carece de un registro de estudiantes con problemas severos de conducta, pues protocolos como el de actuación para la atención del acoso escolar enfoca la atención a casos de bullying. 

ENTÉRESE
> Mediante un punto de acuerdo, se solicitó a la Sedu y Pronnif generar en conjunto una serie de políticas públicas para de prevención de la violencia en jóvenes.
> También a las secretarías de Salud, Juventud y Educación, informes sobre los programas para la detección de casos de jóvenes con trastornos psicológicos.