Foto: Especial
MINI ha coqueteado con la idea de un Cooper eléctrico desde 2008. Es hasta ahora que la firma británica da el paso decisivo con el MINI Cooper SE

POR GERARDO GARCÍA PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

MINI ha coqueteado con la idea de un Cooper eléctrico desde 2008, aunque sólo a manera de prototipo. Es hasta ahora, ya con la era de electrificación en marcha, que la firma británica da el paso decisivo con el MINI Cooper SE: un modelo 100% eléctrico libre de emisiones y bien cargado de emociones.

Foto: Especial

184 hp sensibles al primer roce del acelerador

Si algún modelo debía ser eléctrico, ése es el MINI Cooper. Su sabor a go-kart se antoja con un propulsor capaz de entregar su máximo poder desde el primer roce del acelerador. En este caso, el MINI Cooper SE lleva un motor de 184 hp y 199 lb-pie, alimentado por una batería de 32.6 kWh, suficientes para recorrer entre 235 y 270 kilómetros por carga.

Foto: Especial
Foto: Especial

La batería no lo convertirá en el rey de la autonomía entre los hatchbacks eléctricos, pero sí en uno de los modelos más divertidos de llevar, y es que si el modelo original ya parecía ir sobre rieles al tomar curvas a alta velocidad, el centro de gravedad ahora es más bajo —alrededor de 30 mm— lo que asegura un mejor comportamiento.

Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial

Llama la atención que el centro de gravedad sea más bajo aun cuando la suspensión se tuvo que elevar 18 mm respecto a un Cooper S. La posición de las baterías en el suelo del vehículo no roba espacio a la cajuela —mantiene su capacidad de 211 litros— y no aumenta drásticamente el peso. El motor es más ligero y gracias a ello la masa total es de 1,365 kg, sólo 145 kg más que un Cooper S.

Foto: Especial
Foto: Especial

Ya entrados en números, MINI nos cuenta que el Cooper SE es capaz de acelerar de 0 a 60 km/h en sólo 3.9 segundos, y mantenerse empujando hasta llegar 100 km/h en 7.3 segundos —0.5 segundos más que un Cooper S. Su velocidad máxima está limitada a 150 km/h.

Foto: Especial

Por la naturaleza del propulsor, MINI configuró de manera específica algunas asistencias. La novedad principal es el control de deslizamiento integrado que realiza las operaciones de control directamente dentro del sistema de propulsión, y no de manera externa como lo hace un ESC tradicional. Esto mejora la capacidad de tracción al arrancar y al acelerar en curvas muy cerradas.

Como todo MINI, contará con modos de manejo: Sport, MID, Green y, en exclusiva, el modo Green+, que limita funciones de confort como calefacción, aire acondicionado y asientos calefactables para mejorar la autonomía.

MINI estrena cuadro de instrumentos digital

Al interior del MINI eléctrico encontraremos un tablero muy similar al modelo de combustión, aunque los botones rojos ahora son amarillos. Se puede equipar con infotenimiento de 6.5" o, de manera opcional, con el sistema Connected Navigation Plus con pantalla de 8.8" y carga inalámbrica de teléfonos.

Foto: Especial
Foto: Especial

Con el lanzamiento del MINI Cooper SE también llega un nuevo cuadro de instrumentos, que quizá se expanda al resto de la gama en breve. Utiliza una pantalla de 5.5" con diseño Black Panel y exhibe información relevante de conducción y asistencias de manejo.

Foto: Especial
Foto: Especial

El MINI Cooper SE se puede recargar en un enchufe casero, en un wallbox o en puntos públicos de recarga. El sistema admite carga rápida con corriente continua de hasta 50 kW, en cuyo caso recupera el 80% de la autonomía en tan solo 35 minutos.

Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial

El MINI Cooper SE estará a la venta en 2020

La variante eléctrica del emblemático MINI Cooper se fabricará en las mismas instalaciones del resto de la familia en Oxford, Inglaterra. Desde fuera lo distinguirás por la ausencia de parrilla, decoración en amarillo para algunos detalles y rines de diseño Corona Spoke de 17" o Revolite Spoke de 16".

Foto: Especial
Foto: Especial

La marca no ha confirmado cuándo comenzará a venderse, aunque todo apunta a que las primeras entregas tendrán lugar en Europa antes de que termine el año. Es casi un hecho que lo veremos en México, muy probablemente en el transcurso de 2020.

POR GERARDO GARCÍA PARA MOTORPASIÓN MÉXICO