Foto: Especial
Con marchas y protestas, vecinos y usuarios de la Línea 12 del Metro denunciaron que la tragedia no fue fortuita, sino producto de la negligencia gubernamental, pues desde hace tiempo denunciaron fracturas en la estructura

CIUDAD DE MÉXICO.- Con marchas y protestas, vecinos y usuarios de la Línea 12 del Metro denunciaron que la tragedia no fue fortuita, sino producto de la negligencia gubernamental, pues desde hace tiempo denunciaron que la estructura presentaba fracturas en tramos cercanos a la estación Olivos.

Un grupo de personas realizó este martes una manifestación en la estación Periférico Oriente del Metro, para reprobar la negligencia de las autoridades por el desplome de una trabe que provocó que dos convoyes del tren quedaran en vilo la noche de ayer.

“¡No fue un accidente, fue el Estado!” y "la negligencia y la corrupción no son accidentes", fue el grito de los jóvenes que marcharon desde la estación Periférico Oriente, frente al cerco instalado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, quienes les impidieron avanzar sobre la avenida Tláhuac, a la altura de la estación Olivos.

Foto: Especial

En la zona del siniestro, habitantes de Tláhuac también externaron su rechazo ante las excusas de las autoridades capitalinas a sus demandas para revisar los desperfectos, supuestamente porque no había fallas en el tramo elevado de la Línea 12.

Apostados en una plaza comercial, frente al sitio donde cayeron los vagones del Metro, manifestaron que sí había fallas y que cada día eran más notorias.