La pesadilla empezó en 2003, cuando los padres de una niña de 13 años pidieron a este supuesto brujo que le hiciera un tratamiento para curar los dolores que sufría su hija. Foto: Especial
La policía de Indonesia rescató a una chica que había sido secuestrada en una cueva durante quince años por un supuesto brujo que había estado abusando de ella con la excusa que estaba poseída por el demonio

Indonesia. El pasado 29 de diciembre la policía rescató a una chica de 28 años que había sido secuestrada en una cueva durante quince años por un supuesto brujo que había estado abusando de ella con la excusa que estaba poseída por el demonio.

Este terrible caso de violencia sexual que se ha prolongado durante 15 años ha pasado en una pequeña villa de la región central de Indonesia. A lo largo de este tiempo este chamán, identificado como Jong, hizo creer a los padres que la niña tenía un demonio dentro y que sólo él podría sacárselo.

Los padres llevaron a la niña al chamán para que la curara

Tal como publica el diario The Jakarta Post, la pesadilla empezó en 2003, cuando los padres de una niña de 13 años pidieron a este supuesto brujo que le hiciera un tratamiento para curar los dolores que sufría su hija.

El hombre, que actualmente tiene 83 años, se llevó a la niña y la escondió en una pequeña cueva, engañando a los padres diciéndoles que su hija se había marchado a Yakarta para trabajar.

Según fuentes policiales, el chamán le hizo creer a la menor que el espíritu de un niño llamado Amrin había entrado en su cuerpo y que por este motivo debía tener relaciones sexuales con ella.

Jong, el supuesto brujo que durante 15 años ha violado a una chica secuestrada. Foto: Especial

Dos embarazos

Las violaciones duraron 15 años y durante este tiempo la chica se quedó embarazada dos veces, sin embargo el hombre le provocó dos abortos. Para obligarla a seguir teniendo relaciones, el chamán amenazaba a la menor asegurándole que haría daño a su familia, especialmente a su hermana.

Finalmente, y precisamente gracias al testimonio de su hermana, la policía localizó a la chica en la cueva.

Y es que la hermana de la chica se había casado con el hijo del chamán y sabía por los vecinos de la zona que Jong tenía retenida a su hermana en una cueva. A pesar de las amenazas de matarla, finalmente fue a la policía para denunciar el secuestro.

Buscan más víctimas

Ahora, el supuesto brujo se enfrenta a 15 años de prisión, uno por cada año durante los cuales violó a la chica. La policía no ha cerrado la investigación ya que sospecha que podría haber más víctimas.