Situación. La diputada panista solicitó informes de la ASE, pero la mayoría no la apoyó. | Foto: Orlando Sifuentes
Por mayoría, Congreso se opone a solicitud de diputada del albiazul

La Diputación Permanente del Congreso del Estado rechazó por mayoría solicitar de manera urgente un informe a la Auditoría Superior del Estado sobre los avances en las denuncias penales y administrativas que se interpusieron contra la Secretaría de Finanzas por irregularidades durante los ejercicios fiscales de entre el 2013 y el 2016.

María Eugenia Cázares Martínez, diputada local del PAN, presentó ayer un punto de acuerdo en el que denunció la tardanza de la ASE para denunciar irregularidades en la Sefin, pues fue hasta el 2018 y el 2019 cuando se interpusieron querellas por anomalías en las cuentas públicas del 2013 y del 2014 respectivamente.

“Podemos apreciar cómo la ASE excede por mucho lo que puede considerarse un plazo razonable  para presentar las denuncias y querellas correspondientes, ya que, podemos verificar en las capturas de pantalla cómo la denuncia de la cuenta pública 2013 se presentó hasta enero del año 2018”, comentó la legisladora.

Por lo tanto, en su punto de acuerdo solicitó a la Auditoría Superior del Estado que dé al Congreso del Estado un informe detallado sobre los avances en las denuncias penales y administrativas presentadas en contra de la Secretaría de Finanzas y que corresponden a los ejercicios fiscales del 2013, 2014, 2015 y 2016, así como los motivos por los que se las querellas fueron presentadas hasta años después.

 

“Esto no hace más que abonar a una justicia dolosamente tardada por las autoridades involucradas, pues, como a todos nos consta, sumen el tiempo extremo que se toma la ASE a los tiempos que se toma la Fiscalía General, o la Anticorrupción, y obtendremos  como resultados periodos de más de cinco años, de más de siete sin que suceda nada, tal y como ha pasado con la mega deuda, nueve años de nada”, dijo.

VOTAN EN CONTRA

Sin embargo, a la hora de votar la solicitud, por mayoría la Diputación Permanente rechazó que el punto de acuerdo fuera tratado como de urgente y obvia resolución, por lo que fue turnado a la Comisión de Auditoría Gubernamental y Cuenta Pública, lo que retrasará su dictamen.