Foto: Especial
Las pocas imágenes que se obtuvieron fueron de la patrulla saliendo de la calle donde la menor de edad asegura que fue abusada sexualmente

En días recientes, una menor de edad y su madre levantaron una denuncia por abuso sexual por parte de cuatro presuntos policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC- CDMX) en la alcaldía Azcapotzalco, el fin de semana pasado.

Ahora que la Procuraduría General de Justicia tomó el caso, los elementos policiacos rindieron su declaración. 

Según El Universal, ellos sólo llegaron a brindar apoyo a la menor de edad. Dicen que la encontraron tirada en estado de shock en la calle. 

Los elementos policiacos incluso sugirieron que los responsables del abuso sexual podrían ser los amigos de la menor que, le habrían dado un “aventón” de la fiesta a su casa, aunque hasta ahora la víctima no ha proporcionado datos de ellos.

La renuencia de los vecinos a dar información

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum llamó la atención a elementos de la Policía de Investigación que atrajeron el caso, pues poco se ha avanzado ya que los vecinos se niegan a dar información sobre los hechos. 

El expediente detalla que ya se solicitaron las imágenes de videocámaras ubicadas en los alrededores de donde sucedieron los hechos, no obstante, los propietarios aseguraron que las cámaras no funcionan, por lo que no registraron el momento de la supuesta agresión.

Las pocas imágenes que se obtuvieron fueron de la patrulla saliendo de la calle donde la menor de edad asegura que fue abusada sexualmente. 

Foto: Especial

La familia de la joven teme repercusiones por parte de la policía 

La familia de la menor de edad abusada sexualmente, así como algunos vecinos, detallaron a El Universal, bajo condición de anonimato, que tras lo sucedido, elementos de la policía pasaron a recoger los videos de varios hogares y locales que captaron la agresión “y los conminaron a no comentar nada, pues era un evento delicado”.

Policías acusados de violar a una menor podrían quedar libres y volver a su trabajo

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia, al no tener una imputación directa contra los cuatro elementos policiacos que supuestamente cometieron el delito, quedarían en libertad como lo señaló la misma procuradora Ernestina Godoy. 

Seguramente si no hay una imputación directa y no tenemos la posibilidad de integrar la carpeta con lo que tenemos para poder hacer una imputación van a tener que regresar a su trabajo, no vamos a fabricar culpables”.

Dijo que de no poderse integrar debidamente la carpeta de investigación no existe razón para mantener retenidos a los elementos policiacos:

Si no podemos integrar la carpeta y no hay una imputación, no hay razón para que los separen. Por eso estamos viendo que es lo que tenemos nosotros en la carpeta para poder hacer la imputación”.