Theresa May durante la intervención en la que confirmó que el Reino Unido ha invocado el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia las negociaciones para la retirada del país de la Unión Europea (UE). Foto: EFE
El punto central de las negociaciones entre Londres y Bruselas será la conformación de las futuras relaciones económicas entre las dos partes para cuando Reino Unido deje de formar parte de la UE en torno a 2019.

Reino Unido negociará a partir de ahora su salida de la Unión Europea (UE) y en ese proceso aceptará también dejar el mercado común, según dejó claro en enero la primera ministra británica, Theresa May.

El punto central de las negociaciones entre Londres y Bruselas será la conformación de las futuras relaciones económicas entre las dos partes para cuando Reino Unido deje de formar parte de la UE en torno a 2019.

¿Qué es el mercado único europeo?

Se considera la pieza clave de la Unión Europea (UE) desde la creación de la Comunidad Económica Europea (CEE) en 1957 y la Unión Aduanera de 1968. Reino Unido se incorporó en 1973 y quedó conformado definitivamente con el Tratado de Maastrich de 1992. El mercado único se basa en cuatro libertades: libertad de circulación de bienes, servicios, personas y capitales. Ello supone que los en torno a 500 millones de ciudadanos europeos pueden comprar, trabajar e invertir en los 28 países miembros.

¿Cómo funciona el mercado único?

Los países de la UE reconocen mutuamente sus regulaciones, mientras todos reconocen las normativas y leyes europeas. La Comisión Europea vigila su cumplimiento y llaman al orden a los países que distorsionan la libre competencia, ya sea mediante subvenciones o con ventajas fiscales injustas. Bruselas también supervisa regularmente los cárteles y, de ser necesario, impone multas millonarias. Los tribunales de la Unión Europea ofrecen una plataforma para resolver conflictos por vía judicial.

¿Qué aporta el mercado único a sus miembros?

Gracias a la normativa común y a la libertad de circulación, los 28 países de la UE hacen más negocios entre ellos que con socios de fuera de la comunidad. Según datos de la oficina de estadísticas Eurostat el comercio de bienes entre los países de la UE alcanzó un volumen de 3,07 billones de euros en 2015, un 71 por ciento más que con el resto del mundo.

¿Qué papel juega Reino Unido en el mercado único?

El comercio en la UE es menos importante para Reino Unido que para otros países como Alemania. Su cuota de bienes exportados dentro de la UE en 2015 fue del 10,2 por ciento, según Eurostat. Además es el único país miembro que tiene un volumen de comercio menor dentro de la UE que con terceros Estados, si se computan las exportaciones e importaciones en conjunto.

¿Qué ventajas tienen entonces los británicos?

Pese a todo, la mitad de importaciones y exportaciones de Reino Unido vienen o van a la UE, según analizó en 2015 el Instituto de Economía Alemana (IW). Sin embargo, más significativo es el sector de los servicios, donde Londres obtuvo en 2014 un superávit de 19.100 millones de euros, según el IW. Las dos partes también están estrechamente vinculadas en las cadenas de creación de valor, no sólo en lo que respecta a productos terminados sino también en los llamados pagos anticipados, en los que una salida de Reino Unido del mercado único podría tener especialmente repercusiones negativas.

Theresa May durante la intervención en la que confirmó que el Reino Unido ha invocado el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia las negociaciones para la retirada del país de la Unión Europea (UE). Foto: EFE

¿Por qué se marchan los británicos?

El Gobierno británico ve las ventajas económicas de su pertenencia y le gustaría aprovecharlas, pero otro de los pilares básicos le supone problemas a nivel político: la inmigración de trabajadores de otros países de la UE. Sólo de Polonia llegaron 870.000 personas al país. Los defensores del "Brexit" denuncian la presión en el mercado de trabajo y de la vivienda y quieren frenar la libre circulación de personas. El resto de países de la UE se muestra sin embargo duro: sólo habrá acceso al mercado único para Reino Unido si Londres respeta las cuatro libertades y no se le permitirá quedarse sólo con lo que le conviene.

¿Qué supone una salida del mercado único y la Unión Aduanera?

Reino Unido perderá el acceso a un mercado con casi 450 millones de personas, pero podrá ahora subvencionar y ofrecer ventajas fiscales como desee y tomar medidas para atraer capitales. En el caso de salir de la Unión Aduanera podrían imponerse tasas aduaneras entre Reino Unido y el continente.

Reino Unido podrá firmar tratados comerciales bilaterales con Estados Unidos o la UE para evitar esas tasas, pero se cree posible también una solución negociada intermedia.

La primera ministra May dijo que pretende garantizar el acceso al mercado europeo con un "acuerdo comercial de amplio alcance" y que también quiere un acuerdo aduanero.

El artículo 50 del Tratado de la Unión Europea

En el Tratado de la Unión Europea (UE) está establecido desde 2009, al menos a grandes rasgos, cómo un país puede retirarse voluntariamente del bloque. El artículo 50 estipula los siguientes pasos:

- El país de la UE que desee salir deberá notificar su intención al Consejo Europeo, compuesto por todos los países miembros del bloque. La primera ministra británica, Theresa May, comunicará esa decisión por carta el 29 de marzo.

- Los jefes de Estado y de Gobierno deciden las directrices para la retirada de la UE.

- La Comisión Europea, u otro gremio nombrado por los Estados miembros, negocia con el país en cuestión un acuerdo sobre las particularidades de su salida. En dicho acuerdo se establecerá el marco para las futuras relaciones entre ese país y el bloque.

- Los restantes países de la UE aprueban el convenio por mayoría cualificada, tras la aprobación del Parlamento Europeo. Eso supone que debe ser aprobado por al menos el 72 por ciento de los Estados que en su conjunto representen al 65 por ciento de la población del bloque.

- Los Tratados de la UE dejan de aplicarse al país cuando entra en vigor ese acuerdo. Si no se alcanza dicho pacto, dejarán de aplicarse como máximo dos años después de la notificación de la retirada. El Consejo Europeo puede decidir prorrogar este período.

- Cualquier país que se haya retirado de la UE podrá solicitar unirse de nuevo y deberá someterse una vez más al procedimiento de adhesión.

Con la futura salida del Reino Unido, la UE se mueve en un terreno desconocido. Si bien el artículo 50 establece el marco para las negociaciones, no regula todos los aspectos.