El ex gobernador de Nuevo León reapareció en Twitter para negar las acusaciones de lavado de dinero y evasión fiscal por más de mil millones de pesos. Foto: Tomada de Internet
El ex gobernador de Nuevo León reapareció en Twitter para negar las acusaciones de lavado de dinero y evasión fiscal por más de mil millones de pesos

El exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, reapareció mediante un video difundido por Twitter, para negar las acusaciones de lavado de dinero y evasión fiscal por más de mil millones de pesos hechas presumiblemente por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, a cargo de Santiago Nieto Castillo y que habría motivado una denuncia formal.

“Ninguna autoridad nos ha notificado de manera formal de dichas investigaciones (...) quiero negar categóricamente que yo tenga algo que ver con lo que ahí se menciona. Yo no tengo cuentas en Alemania, ni en Suiza ni en Argentina”, afirmó el político de pasado priista.

Este martes, el diario Reforma aseguró que la UIF presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) la primera de varias denuncias por los delitos de lavado de dinero y evasión fiscal, que podrían superar los mil millones de pesos. De acuerdo con esta información, la Unidad “detectó una red de empresas para hacer triangulaciones millonarias, depósitos en efectivo entre cuentas bancarias y empresas fachada, inversiones en fondos extranjeros y envío de recursos a cuentas en Alemania, Suiza, Argentina y Emiratos Árabes Unidos”.

Tampoco es cierto que en mis cuentas se registren movimientos, de depósitos o retiros, por más de 118 millones de pesos. Yo tengo todos mis estados de cuenta de 2009 a la fecha, y es muy fácil comprobar que esos movimientos jamás se hicieron. Tampoco he constituido una serie de empresas para beneficiarme o triangular miles de millones de pesos a mi favor”, indicó.

Asimismo, confirmó que el terreno al cual hace alusión el documento de la UIF, propiedad de su familia, sí existe, pero fue adquirido en 1988, en copropiedad, “hace más de 30 años, cuando evidentemente yo no era funcionario público ni gobernador”, y añadió que fue liquidada de manera legal y transparente.

Finalmente, el ex funcionario público aseveró que ha sido objeto de persecuciones políticas a lo largo de su vida, pero que cumplió con los llamados de las autoridades y terminó sin ninguna mancha en su historial.

“Ustedes saben que he sido objeto de persecuciones políticas y que la fiscalía anticorrupción me ha investigado de manera exhaustiva a mi persona y a mi patrimonio y siempre he dado la cara, siempre he acudido a todos los llamados de la autoridad porque no tengo nada que esconder, y al final los tribunales me dieron la razón”, sentenció.