El exsecretario de Hacienda ha sido crítico del actuar de AMLO. Cuartoscuro
El exsecretario de Hacienda asegura que la inversión pública en México no representará ni el 5 por ciento del PIB

El exsecretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, aseguró que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mantiene una sincera preocupación por la pobreza y desigualdad en el país, sin embargo, está en contra de las políticas económicas conservadoras del mandatario.

Es por tal motivo que Urzúa lanza una advertencia sobre la forma en que AMLO decide acerca de este tema anticuado, modelo que, para él, no ha podido ser descifrado.

Una de las razones que llevó al exfuncionario público a dimitir de su cargo en la Secretaría de Hacienda fue la necesidad del líder del ejecutivo por una reforma fiscal que reduzca la desigualdad en el país.

Con una carta dirigida al mandatario y exdirigente de Morena, afirmó que se tomaron decisiones de política pública sin un sustento fundamental.

“Estoy convencido de que toda política pública se debe realizar en base a evidencia, cuidando los efectos que esta pueda tener y libre de todo extremismo, y sea de derecha o de izquierda”.

Para Urzúa la negativa de hacerse de una deuda por apoyar al empleo ante la bancarrota de algunas empresas, resulta en una idea errónea, aludiendo a que López Obrador manche su imagen pública.

Contradictoriamente, son estas decisiones conservadoras las que frenan una amenaza del incremento de la deuda respecto con el Producto Interno Bruto.

Y es que, para el experto, México no se topará con alarmas por pasivos extremos en 2021, pues no siguió el modelo de endeudamiento que otros países efectuaron en el presente año para levantar su sector productivo.

Lastimosamente, el tomar este tipo de decisiones llevará a que no haya estímulos para la inversión privada y que la pública se estanque de manera crónica, lo que causará que la economía no recupere el dinamismo que tenía antes de la pandemia.

El exsecretario de Hacienda asegura que la inversión pública en México no representará ni el 5 por ciento del PIB. Proyectos como la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Tren de Toluca no llegarán ni al 3 por ciento.

“No creo, sin embargo, que AMLO cambie su política económica por ello”, aseguró el egresado del Colegio de México, añadiendo que las elecciones en Estados Unidos y el retiro de estímulos fiscales darán más malas noticias al país. Con información de revista Proceso