El headcoach de Washington, Jay Gruden, asegura que no pensaron en ‘Kaep’ debido a que no se ajusta a los requerimientos del equipo

Cuando los Redskins perdieron a dos quarterbacks por fracturas en las piernas, todos suponíamos que lo más coherente era contratar al mejor disponible en el momento: Colin Kaepernick.

Nadie se imaginó que el equipo de Washington prefiriera al jugador de origen mexicoamericano, Mark Sánchez, quien no ha podido establecerse en ningún equipo, a pesar de que fue seleccionado en el quinto puesto del Draft del 2009 por loe Jets, quienes lo despidieron cuatro años después.

Parece que el “veto silencioso” que “Kaep” tiene impuesto por la NFL, luego de liderar una rebelión entre los jugadores de raíces afroamericanas sigue más vigente que nunca.

“No hay mucho tiempo para desarrollar a un nuevo mariscal de campo en sólo un par de días”, dijo el entrenador Jay Gruden en una entrevista. “Se ha hablado de él (Kaepernik) y se ha discutido con seguridad, pero tomaremos una dirección diferente”.

El quarterback titular, Alex Smith, sufrió una fractura de tibia y peroné en la derrota de la Semana 11, contra los Texans, lo que dejó al suplente Colt McCoy para hacerse cargo de la ofensiva. Pero una semana después, en la derrota contra Eagles el lunes, McCoy sufrió de fractura en el peroné.

Gruden también dijo que McCoy se sometió a una cirugía exitosa por su fractura, pero que el equipo es optimista de que posiblemente podría volver a jugar si Washington consigue un boleto a los playoffs. Es por eso que McCoy no fue a dar a la lista de reserva de lesionados.

Eso dejó al tercer mariscal de campo Mark Sanchez en los controles, que casualmente, al igual que Kaepernick, había jugado por última vez en un partido de temporada regular en la Semana 17 de la temporada 2016.

Fue evidente como Sánchez le costó muchísimo trabajo hacerse cargo de la ofensiva, completando solo 13 de 21 pases, para 100 yardas con una intercepción.

Por su parte Kaepernick sigue sin tener equipo en NFL, mientras continúa vigente un caso de colusión en curso contra la liga, alegando que los propietarios de equipos le han negado el empleo a propósito, debido a su postura abierta y pública sobre temas de desigualdad social.

 

“Se trata de evaluar el conjunto de habilidades”, dijo Gruden más tarde, cuando se presionó sobre Kaepernick. “Si fuera la semana 1, habría una mejor posibilidad”.

Pero Kaepernick ya había sido el relevo de Smith cuando ambos eran jugadores de los 49ers.

En 2012, cuando Smith sufrió una conmoción cerebral en San Francisco, fue Kaepernick quien finalmente le quitó el puesto de titular y los llevó a los 49ers al Super Bowl XLVII, que perdieron ante los Ravens de Baltimore.

En un cierre frenético en busca de calificar a los playoffs , Washington recibe a los Giants en la Semana 14, antes de terminar su temporada con juegos contra los Jaguars, Titans y Eagles.