Foto: Especial
El afamado preparador norteamericano Roush siempre se ha caracterizado por ofrecer a sus clientes vehículos modificados de forma muy equilibrada, que entregan un manejo muy sobresaliente acompañado de bastante potencia

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

El afamado preparador norteamericano Roush siempre se ha caracterizado por ofrecer a sus clientes vehículos modificados de forma muy equilibrada, que entregan un manejo muy sobresaliente acompañado de bastante potencia bajo el cofre y hoy ese esfuerzo les ha rendido frutos pues acaban de obtener el récord mundial por la camioneta de producción más rápida del mundo, con su Roush 4x4 Nitemare F-150 Regular Cab.

Esta información la dio a conocer hoy el preparador norteamericano, tras realizar pruebas a su nuevo modelo y compararlas con los datos publicados en las principales revistas de la industria automotriz en Estados Unidos donde descubrieron que el tiempo realizado en el 0 a 100 por su reciente creación es considerablemente más bajo que el de cualquier otra camioneta de producción.

El equipo que llevó a cabo este gran logro para la marca está compuesto por Jack Roush Jr., piloto profesional de Drift e hijo del fundador de la empresa, Justin Pawlak, como personal de asistencia, acompañado Rob Holland y un equipo muy completo de ingenieros, además del piloto y periodista Aaron Kaufman.

Las pruebas se llevaron a cabo en 2 camionetas Roush Nitemare 4x4 F-150 Regular Cab, ambas en modo Sport con el diferencial trasero bloqueado, una carga de combustible liviana y neumáticos Continental inflados a 32 libras, mismos que vienen incluidos en este modelo de Roush.

Los tiempos del 0 a 100 km/h se midieron con un VBOX Drifbox, uno de los medidores más exactos del mercado, que redondea los tiempos a la décima de segundo más cercana con un margen de error de +/- 1%.

Tras salir a la pista y calentar un poco las llantas los resultados fueron impresionantes, pues la primera configuración que salió a la pista realizó un impresionante tiempo de 4.1 segundos, sin embargo, la cosa no paró ahí, pues la segunda camioneta, tras realizar el calentamiento rompió la barrera de los 4 segundos, marcando un tiempo de 3.9 segundos, algo verdaderamente increíble para un vehículo de más de 2 toneladas.

Ante este gran logro obtenido por el preparador, Jack Roush Jr. Comentó "Una cosa es simplemente agregar potencia bruta a un vehículo, otra cosa es realmente hacer ingeniería. Con 650 caballos de fuerza, la Nitemare ofrece potencia a diferencia de cualquier otra camioneta, a la vez que conserva la confiabilidad y la sensación refinada que esperaría de cualquier vehículo Roush".

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO