Cepeda urgó en los archivos históricos para buscar mapas antiguos, los plasmó en losetas y decoró con detalles en oro. / Marco Medina
Sandra Cepeda desea devolverle el valor a las corazonadas con esta muestra que incluye mapas antiguos, oro y caminos inciertos

Para Sandra Cepeda, el instinto humano está reprimido por las influencias externas, pero con su exposición “Rutas 2017”, espera señalar la importancia de volver a confiar en el instinto para andar por sitios desconocidos, como los antiguos exploradores del mundo.

La muestra consta de 4 de 8 piezas de mapas que datan de la época ente 1400 y 1800, impresos en cerámica a mano con tres quemas e incrustaciones de oro, que podrán apreciarse desde la inauguración esta noche a las 20:00 horas, en Casa Alameda. 

“Son piezas de 1 metro por 90 centímetros estilo rompecabezas; esta idea surgió hace un año y medio, busqué en el Archivo Municipal de Yucatán y en el Archivo Interno de la Secretaría de Relaciones exteriores”, señaló Cepeda para VANGUARDIA. 

En Casa Alameda, las piezas están montadas como una instalación, pero las obras también pueden usarse como losetas para exteriores, baños, cocina o cualquier otro sitio.  

En los mapas figuran antiguas cartas cartográficas de América Latina, el Golfo de México, Estados Unidos, el Caribe, Portugal, Italia y el Océano Atlántico, esto para mostrar que, a pesar de que estos documentos ofrecían una visión de la navegación marítima de aquel entonces, la exploración aún era cosa de “feeling”.

“Esto es una invitación a seguir tu propia ruta independientemente de cómo lo hacían hace 500 años. De alguna manera Cristobal Colón y otros tenían una idea de lo que pasaba en la Tierra, pero al final prácticamente iban a ciegas siguiendo su instinto, teniendo convicción en ellos mismos que era lo que marcaba la ruta o el mapa”, aseguró. 

Para ella, hoy es diferente puesto que, con todas las herramientas y facilidades, tendemos a guiarnos por lo que los estímulos externos nos dictan. 

“Creo que es por un bombardeo de información, la tecnología ha influenciado mucho al humano y hay una desconexión con nuestra propia naturaleza, pero a fin de cuentas eres parte de un ecosistema, de un ser vivo que es el planeta; a veces parece que vas por el camino más fácil, pero para ti es en realidad más largo y complicado”, aseguró. 

Las piezas buscan inspirar a la aventura. / Marco Medina

Explica que esta desconexión ha creado prejuicios que no permiten a la gente explorar los límites de las cosas, “como el que descubrió el fuego o las piedras redondas, fueron seres únicos que hicieron algo como nadie más”. 

Esto se une no sólo a la concepción sobre que llevar un camino en los oficios creativos, sino en cosas comunes que la sociedad ya tiene establecidas, como ser un ama de casa o un cocinero. 

“Se trata de seguir lo que tu crees porque así lo ha hecho la gente que ha marcado un hito en la historia, de no ser así seguiríamos en las cavernas, eso es lo que tienes que hacer para marcar tu presencia en la tierra, independientemente de a lo que te dediques, no significa que no puedas hacer cosas increíbles”, aseguró.

Las cuatro piezas restantes de la colección se encuentran en la Ciudad de México donde serán exhibidas en una feria por definir, mientras que en el mes de abril, la colección se irá completa a Francia, donde Cepeda espera que sean compradas e instaladas. 

Una apertura de tradición 
> Para Sandra, exponer en Casa Alameda es como volver a casa, pues aunque comúnmente radica entre la Ciudad de México y Mérida, es nieta del ex gobernador y antiguo dueño del ahora recinto cultural Ignacio Cepeda Dávila. 
> Cepeda es arquitecta de profesión y tiene una maestría en Fine Arts con especialización en escenografía y museografía por la Universidad Politécnica de Cataluña.
> Con su trabajo ha llegado a exponer individual y colectivamente en México, España, Brasil, Estados Unidos y Japón. Actualmente forma parte de la Colección Jumex, Colección de la Bolsa Mexicana de Valores entre otras. 

¡No te lo pierdas!
Rutas 2017
Fecha: 2 de marzo 
Lugar: Casa Alameda (Purcell y Ramos #121, Zona Centro)
Hora: 20:00 horas 
Entrada gratuita