Luis Cresencio Sandoval reconoció que elementos del Ejército cometieron errores durante el asesinato en Motozintla, Chiapas. Foto: Tomada de Internet
Los soldados retenidos fueron liberados con el compromiso de que sean juzgados por sus actos en territorio mexicano; el elemento que disparó se encuentra ya a disposición del Ministerio Público federal para las diligencias

CDMX.- El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, aseguró que debido a que los militares retenidos no fueron llevados a territorio guatemalteco, no se necesitó la ayuda de ese gobierno para su liberación. En Guatemala, la Policía Nacional Civil (PNC) difundió en redes sociales imágenes de los militares mexicanos retenidos.

La PNC afirmó que lo soldados mexicanos “retenidos en zona fronteriza tras muerte de guatemalteco” son entregados a sus autoridades bajo compromiso de que los juzguen.

El secretario de la Defensa Nacional confirmó que, en Motozintla, Chiapas, a unos metros de frontera con Guatemala, un militar mató a un guatemalteco,  pese a que, reconoció, no hubo ninguna agresión con arma de fuego por parte del civil, lo que fue considera como una reacción errónea.

 

En conferencia de prensa que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, informó que, tras este incidente, unas 300 personas llegaron a exigir justicia y retuvieron a 15 militares, los cuales fueron liberados por la madrugada, luego de llegar a un acuerdo de reparación económica y de garantizar justicia.

“El caso se inició a las 13:00 horas, el personal militar tenía un puesto militar de seguridad para hacer revisiones tanto de vehículos y personas que luego transitan, es un área en la quehay tránsito ilícito de combustibles también. Pasa un vehículo con tres personas —no llega hasta el punto donde está el personal militar— se detiene antes, se echa de reversa tratando de huir.

“Ahí hay una reacción errónea del personal militar, porque no hubo ninguna agresión con arma de fuego o de alguna otra manera, pero uno de nuestros elementos hace disparos, hiere a uno de los civiles que iban en el vehículo”.

ENTÉRESE

>  Tras el incidente, unas 300 personas llegaron al lugar a eaxigir justicia y retuvieron a 15 militares, que fueron liberados tras llegar a un acuerdo económico y de garantizar justicia.