Foto: Cuartoscuro
En la LXIV Legislatura, los senadores emprendieron viajes que suman 14 millones de pesos. La mayoría de estos fueron realizados por los legisladores de Morena

Por: Alejandra Crail/EMEEQUIS

De París a Tokio, de Nueva York a Ginebra, de Beijing a Bruselas. Decenas de vuelos internacionales y viáticos sin comprobantes, en dólares y euros. En la LXIV Legislatura, los senadores emprendieron viajes que suman 14 millones de pesos. La mayoría de estos fueron realizados por los legisladores de Morena.

Una revisión de los gastos en comisiones especiales que el Senado de la República realizó entre septiembre de 2018 y septiembre de 2020 muestra que, de los 72 legisladores que hicieron algún viaje al extranjero, 30 son miembros del partido que fundó Andrés Manuel López Obrador.

En la lista aparece el senador Salomón Jara Cruz –fundó el PRD en su estado natal, Oaxaca, y perdió la gubernatura en 2016 frente al priísta Alejandro Murat–, quien gastó 663 mil pesos en cinco viajes: fue a Marruecos, Suiza, Francia, Serbia y Qatar. 

También Héctor Vasconcelos y Cruz –quien ha sido embajador en Dinamarca, Noruega e Islandia y estuvo considerado para la Secretaría de Relaciones Exteriores, antes de que AMLO nombrara a Marcelo Ebrard–. Para su representación del Senado en seis viajes a Estados Unidos, Francia y Canadá usó 491 mil pesos.

No se quedó atrás Minerva Citlalli Hernández Mora, quien antes de dejar su cargo como senadora para ocupar la Secretaría General de Morena gastó 461 mil pesos en seis viajes a Suiza, Panamá, Francia, Ecuador, Bolivia y Bélgica.

El michoacano Cristóbal Arias –quien recientemente se registró como precandidato a la gubernatura de Michoacán por Fuerza por México, luego de que Morena eligiera a Raúl Morón– visitó Argentina, Francia, Inglaterra y Estados Unidos, con un gasto de casi 300 mil pesos.

Malú Micher, quien dirigiera el Instituto de las Mujeres en la CDMX cuando Ebrard era jefe de gobierno, representó al Senado en eventos relacionados a la infancia y género en Kenia, Cuba, Suiza, Panamá y Estados Unidos por un total de 252 mil pesos.

En total, los 30 legisladores de Morena gastaron 5 millones 300 mil pesos en viajes, lo que representa el 37% del total de los recursos que el Senado ha destinado en poco más de dos años. Aunque Ricardo Monreal, titular de la Junta de Coordinación Política, dijo que terminaría con el “turismo parlamentario” los viajes continuaron.

Los aliados de Morena también desquitaron

La nayarita Cora Cecilia Pinedo Alonso, miembro del Partido del Trabajo –el aliado de AMLO en las últimas contiendas electorales–, por medio de su rol como presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico-África ha logrado desquitar el cargo con siete visitas oficiales que la colocan por encima del resto de los legisladores.

Nadie ha gastado más recursos que ella: 667 mil pesos. 

Así ha ido a Seúl, Corea, al Programa 2019 de la Fundación Coreana (10 mil pesos); a Ottawa, Canadá, a la XXII Reunión Interparlamentaria México-Canadá (47 mil pesos); a Beijing, China, para participar como representante del Senado en la IV Reunión del foro parlamentario México-China (86 mil); a Moscú, Rusia, al Foro Internacional para el Desarrollo del Parlamentarismo (86 mil); a Nueva York, Estados Unidos, al Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (112 mil); a Canberra, Australia, a la 28 Reunión Anual del Foro Parlamentario Asia-Pacífico (123 mil), al mismo evento al que fue a Siem Reap, Camboya (199 mil).

El PT es el tercer grupo parlamentario que más recursos ha utilizado para realizar viajes, sólo por debajo del PAN. De los seis representantes que tiene en la Cámara Alta, cinco han realizado viajes. En total, han gastado 1 millón 800 mil pesos.

El PES, también aliado de Morena en las elecciones de 2018, también ha resultado beneficiado, con gastos totales de 656 mil pesos, con dos de sus cuatro integrantes con viajes registrados. Sin embargo, es sólo una legisladora de este partido la que acumula la mayor cantidad de gastos.

Se trata de Sasil Dora Luz de León Villard quien ha realizado cuatro viajes por 507 mil pesos. Así ha ido a Madrid, España; Nueva York, E.U., y dos veces a Estrasburgo, Francia. 

Por parte de la oposición, el PAN gastó 2 millones 921 mil pesos, el 19% de los recursos totales que gastó el Senado corresponde a legisladores de su bancada. Resalta Alejandra Noemí Reynoso Sánchez con seis viajes por un total de 528 mil pesos.

Viajes con visto bueno de Monreal

El artículo cuarto de los Lineamientos del Senado para la aprobación de los viajes que realicen sus miembros señala que corresponde a la Mesa Directiva aprobar los viajes de trabajo nacionales e internacionales, con base en las propuestas que realice la Jucopo para las delegaciones permanentes.

Esto quiere decir que es Ricardo Monreal y su equipo dentro de la Jucopo quienes han palomeado los viajes que se han desarrollado a lo largo de esta Legislatura y que finalmente los titulares de la Mesa Directiva terminaron por dar el visto bueno a las sugerencias. 

Es decir, entre septiembre de 2018 y septiembre de 2019, Martí Batres se encargó del tema; con el cambio de titular, fue Mónica Fernández Balboa quien respaldó los viajes.

En la era de Martí Batres, la Mesa Directiva aprobó un total de 10 millones de pesos para viajes de legisladores, el mayor gasto que ha registrado la Legislatura desde su arranque. Ya con Mónica Fernández, quien fue respaldada por Monreal para ocupar el cargo –lo que provocó una separación con Batres–, los gastos se redujeron a más de la mitad: 4 millones 500 mil pesos.

Este mismo lineamiento se detalla que la Cámara Alta está facultada para realizar análisis de la política exterior y mantener relaciones diplomáticas con otros órganos parlamentarios para discutir problemas como la pobreza, el abasto de alimentos, la educación, migración, lucha contra el crimen organizado, cambio climático, entre otros, así como la promoción de los intereses nacionales. En ese sentido, todo acto de representación en el exterior debe sujetarse “a los principios de austeridad y racionalidad presupuestaria, debiendo considerar que el objeto está plenamente justificado”.

Apenas llegó Monreal a la Jucopo del Senado, sentenció: “vamos a erradicar el turismo parlamentario”. Planteó que de 23 viajes que tenían programados sólo se realizarían 8 y que de los 67 senadores que estaban contemplados para volar al extranjero sólo permitiría que fueran 25, todo a partir de un estudio que realizó el Instituto Gilberto Bosques, organismo especializado en política exterior, que detalló que no todos los viajes eran útiles para el gobierno mexicano. 

Al final, según los datos que la Cámara alta publicó en el Portal de Transparencia, en 2018 fueron 29 los senadores que realizaron viajes a un total de 20 eventos.

Para 2019, el Senado aprobó que 62 legisladores le representaran en 80 eventos repartidos en 28 países. Y en 2020, durante el primer trimestre y antes de que la pandemia de covid-19 se extendiera, 20 legisladores alcanzaron a viajar con cargo al erario a 14 eventos en Australia, Bélgica, Canadá, EU, Francia, Panamá y Puerto Rico.

Los viajes más caros

El viaje más costoso que se ha realizado en esta legislatura corresponde a Eduardo Enrique Murat Hinojosa, del PVEM. El hermano del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, es uno de los que más ha gastado en viajes a nombre del Senado. Su viaje más caro fue a una reunión de la COP24 en Polonia: gastó 254 mil pesos en 11 días.

Beatriz Paredes Rangel –exgobernadora de Tlaxcala y embajadora en Brasil y Cuba– hizo un viaje de cuatro días por 198 mil pesos a la Conferencia Mundial sobre Parlamento Electrónico en Ginebra, Suiza.

Eva Eugenia Galaz Caletti –quien en 2019 dijo en una conferencia de prensa que los periodistas “parecen retrasados mentales”– viajó bajo el amparo de Batres a la 139º Asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP) a Suiza, por cinco días gastó 204 mil pesos.

Pese a decenas de viajes, Senado redujo el gasto

El gasto que la LXIV Legislatura ha realizado por concepto de viajes es nimio si le compara con los recursos que utilizó la legislatura anterior, que vio desfilar por la mesa directiva a los panistas Roberto Gil Zuarth y Ernesto Cordero, así como a Pablo Escudero, del PVEM.

De acuerdo con los registros, el gasto de septiembre de 2015 a agosto de 2018 asciende a 84 millones de pesos, aunque los 128 senadores realizaron viajes de representación, sólo dos –Gil Zuarth y Ana Lilia Herrera Anzaldo– no usaron recursos públicos.

La panista Laura Angélica Rojas Hernández –quien posteriormente fuera presidenta de la Cámara de Diputados– fue la legisladora que más gastó en viajes: 4 millones de pesos. La priísta Marcela Guerra Castillo le pisó los talones con un gasto de 3.9 millones de pesos. Gabriela Cuevas Barrón, quien llegó a la curul por el PAN aunque ya es integrante de Morena, usó 3.8 millones de pesos. Rosa Adriana Díaz Lizama, también del PAN, gastó 2.4 millones. María del Rocío Pineda Gochi, del PRI, 2.1 millones. Estas cinco legisladoras que acapararon los recursos, representan el total de gastos que la actual administración ha erogado por concepto de comisiones especiales. 

(Tomado de EMEEQUIS)