Foto: Tomada de Internet
Sergio Aguayo dijo sentirse agradecido por la 'oleada' de felicitaciones en redes sociales luego de ganar la demanda por la demanda en su contra

Sergio Aguayo Quezada expresó en Twitter sentirse agradecido por la 'oleada de felicitaciones' luego de obtener una resolución judicial favorable tras la demanda por daño moral que en 2016 realizó en su contra Humberto Moreira Valdés.

El ex gobernador de Coahuila aseguraba que el académico atentó en uno de sus escritos contra su honor, vida privada e imagen, lesionando así sus sentimientos, afectos, creencias, decoro y reputación, por lo que reclamaba una indemnización de 10 millones de pesos y una retractación pública.

Contexto

Dicha demana se presentó el 28 de junio de 2016 en el Juzgado Décimo Sexto de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México. Posteriormente, Aguayo Quezada excribió el artículo 'Hay que esperar', que exponía que el ex mandatario estatal desprende un "hedor corruptor".

“Moreira es un político que desprende el hedor corrupto; que en el mejor de los escenarios fue omiso ante terribles violaciones a los derechos humanos cometidos en Coahuila, y que, finalmente, es un abanderado de la renombrada impunidad mexicana”, señala el artículo.

No obstante, luego de casi tres años el juez Décimo Sexto de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México comunicó el fallo en el que se determinó que Humbero Moreira Valdés no acreditó su acción.

La demanda del ex priísta indico lo siguiente: “El demandado Sergio Aguayo Quesada, utilizando medios de comunicación impresos y electrónicos de difusión masiva, atentó en contra de mi honor, vida privada y mi propia imagen también lesionando mis sentimientos, afectos, creencias, decoro, reputación, así como la consideración que de mi persona tienen los demás”.

Además, aseguró al juez: "Puede percatarse que soy un apasionado de la comunicación libre, siempre dentro del marco legal y respetando en todo momento la ética de la profesión, las limitantes a la libertad de expresión en cuanto se contrapongan violando derechos de terceros, dedicándome al trabajo de manera diligente y eficaz, lo que me ha permitido llevar una vida honrada y decorosa, sin que a la fecha haya sido condenado por delito alguno”.

Sin embargo, luego del fallo a su favor, Sergio Aguayo compartió la noticia en sus redes sociales:

“Mi caso evidencia que los métodos de acoso a los periodistas en México no sólo consisten en amenazas de muerte, sino también en el hostigamiento judicial. Muchos colegas, sobre todo de fuera de la capital, no han tenido tanta suerte como yo y hasta han tenido que hipotecar su casa para hacer frente a los costos del juicio”, dijo en entrevista para el País.